Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La protectora de animales debe atender "en servicios mínimos" a más de 70 perros

Tiene que recoger a animales abandonados incluso en situación de confinamiento -Las trabajadoras se turnan para encargarse de la comida

Lorena Gago durante la limpieza de las instalaciones de Broullón.

Lorena Gago durante la limpieza de las instalaciones de Broullón.

La Protectora de Animais do Morrazo afronta con servicios mínimos este duro proceso de confinamiento. Las tres trabajadores del servicio acuden a las instalaciones en el monte de Broullón de una en una. "Cada día sube una de las compañeras. Nos vamos rotando para poder subir todos los días y así nos podemos encargar siempre de dar de comer a los animales, limpiar las instalaciones o dar las medicinas a aquellos perros que lo necesiten", explica Lorena Gago, una de las trabajadoras.

Atienden también las situaciones de urgencia de los perros y acuden a recoger las mascotas abandonadas cuando reciben avisos. Aunque al haber menos gente por las calles en las últimas dos semanas reciben menos avisos a los que acudir.

Eso sí, ni siquiera en esta dura situación de confinamiento se acaban por completo los abandonos de perros. De hecho, las trabajadoras de la Protectora explican que recientemente tuvieron que acudir a la parroquia de Domaio para acoger a un perro.

Cuentan en estos momentos con más de 70 perros en las instalaciones de Broullón. Lo que se frenaron de golpe, debido al estado de alarma, son las adopciones, aunque desde este servicio explican que "la gente sigue llamando y entienden la situación perfectamente. El que quiere adoptar de verdad sabe la situación en la que estamos y no tiene problema en esperar a que todo se calme", concluye Gago.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats