Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un acuerdo histórico para la sanidad en la comarca

Xunta y Concello fijan cuatro años de tope para que Moaña tenga su centro de salud operativo

El bipartito recibe el nuevo convenio para la dotación sanitaria, cuya redacción fue pactada entre ambas administraciones -Santos y Vázquez Almuiña prevén firmar el pacto este mismo mes en un acto conjunto

Recreación de la dotación propuesta por el Concello en Sisalde.

Recreación de la dotación propuesta por el Concello en Sisalde.

La Consellería de Sanidade remitió al Concello de Moaña el convenio con su redacción definitiva para que ambas administraciones hagan realidad el demandado centro de salud del municipio. El convenio vincula a Xunta y Moaña durante cuatro años. Aunque puede ser prorrogado por mutuo acuerdo hasta un máximo de ocho años la alcaldesa, Leticia Santos, se muestra convencida que la dotación sanitaria estará en funcionamiento incluso antes de que pase el periodo inicial de vigencia del acuerdo.

Los técnicos de Intervención y Secretaría del Concello revisarán en los próximos días la redacción del convenio y todo apunta a que antes de que acabe febrero Santos y el conselleiro, Jesús Vázquez Almuiña, lo firmarán en un acto conjunto. En su revisión inicial la regidora indica que la redacción está acorde con lo pactado por ambas administraciones a lo largo de los últimos meses, después de que el primer intento de convenio quedase sin firmar.

Por lo tanto, el texto recoge en su primera cláusula que el centro de salud se construirá de acuerdo al Plan de Necesidades Cangas-Moaña, pero que este documento se modificará para dejar por escrito que la dotación moañesa contará con servicio propio de odontología y salud bucodental. También señala que el centro de salud que se levantará en los terrenos de Sisalde tendrá un área destinada a Punto de Atención Continuada (PAC). El servicio de urgencias, por lo tanto, seguirá en Moaña mientras no se construya el Centro Integral de Saúde comarcal en Cangas, cuyos trámites están mucho más retrasados que los de Moaña.

Eso sí, la base del servicio de hospitalización a domicilio pasaría al centro comarcal que se proyecta en el barrio cangués de A Rúa, por falta de espacio en la parcela de Sisalde.

El convenio compromete al Concello a realizar todos los trámites urbanísticos para llevar a cabo la cesión patrimonial al Sergas de la parcela municipal edificable con los parámetros reflejados en el informe técnico municipal del 4 de octubre de 2019. La administración local se compromete también a la viabilidad de la calle de acceso al centro de salud, en la que se debe garantizar la fluidez del tráfico de ambulancias y vehículos particulares.

Si en algún momento hay necesidad de un mayor número de plazas de estacionamiento, deberá ser el Concello quien las facilite en el futuro.

La administración local se compromete a remitir al Sergas el acuerdo plenario de cesión de la parcela, su certificación catastral y la exención del pago de impuesto de bienes inmuebles así como la bonificación del 95% en el pago de las tasas de licencias y del impuesto sobre construcciones.

Los espacios urbanizados anexos deberán disponer de por lo menos dos plazas de aparcamiento señaladas para uso exclusivo de los profesionales que realizan la atención domiciliaria.

Sanidade, por su parte, tiene la obligación de elaborar y aprobar el proyecto técnico, así como la de contratar, dirigir y ejecutar las obras de construcción.

El convenio obliga también a crear una comisión de seguimiento con dos representantes de cada parte para interpretar el documento y acelerar su cumplimiento.

El gobierno local bipartito tiene la intención de finalizar la urbanización del ámbito de Sisalde y la construcción de su vial interior este mismo año. De hecho, tras la reciente entrada en vigor de su plan especial, el Concello trabaja en el proyecto de equidistribución, previo a tramitar la contratación de las obras sobre el terreno.

La parcela catalogada en el PXOM como suelo de dotación sanitaria tiene un área de 2.066 metros cuadrados. La propuesta formulada por el Concello para demostrar que el espacio es suficiente para cumplir con los requisitos del Sergas proyecta un inmueble con tres plantas (bajo y dos alturas) por el lado de la nueva calle que se urbanizará en el ámbito de Sisalde y con cuatro (-1, bajo y dos alturas) si es visto desde A Xunqueira, debido a que la parcela tiene distinto nivel y se adapta a esta caída. En total serán 3.998 los metros cuadrados de superficie construida.

La Xunta de Galicia promete invertir en mejorar las infraestructuras sanitarias de la comarca -incluyendo el centro de Sisalde y el comarcal- hasta 11,2 millones de euros en Cangas y Moaña a lo largo de los próximos años.

Compartir el artículo

stats