Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El traslado a Bueu permitirá a Lago Paganini ampliar la fábrica y aumentar la plantilla

La dirección ya trasladó sus planes a las trabajadoras, a las que aseguró que se mantendrá el empleo

Una vista de los terrenos en los que está previsto que Lago Paganini construya su nueva planta. // Gonzalo Núñez

La empresa Conservas Lago Paganini ya trasladó a su plantilla la intención de dejar próximamente las instalaciones que ocupa en A Portela y trasladarse al polígono industrial de Castiñeiras, una decisión estratégica que a priori no afectará al empleo. Los responsables de la conservera aseguraron al comité de empresa que se mantendrían los actuales puestos de trabajo, que rondan el centenar de empleos. Fuentes consultadas por FARO apuntan que la plantilla incluso podría aumentar porque el traslado a Bueu permitirá disponer de unas instalaciones más amplias.

Los terrenos que tiene comprometidos la empresa ocupan una superficie de unos 3.000 metros cuadrados y se encuentran en la segunda fase del polígono de Castiñeiras. Desde el Concello de Bueu se mostraban ayer sorprendidos por la manera en la que se hizo pública esta decisión, que fue desvelada a última hora del viernes en un mitin del PP en Cangas, y confirman que desde hace meses hay conversaciones con la conservera. "Nos mostraron su interés en trasladarse a Castiñeiras, que es el único parque empresarial de la comarca legalmente constituido y que cuenta con un plan parcial, algo que da seguridad jurídica a las empresas y les ofrece garantías para asentarse", explicaba ayer el edil de Urbanismo bueués, Martín Villanueva. Subraya que de momento Lago Paganini está trabajando en el proyecto técnico y arquitectónico y que aún no hay documentación presentada en el ayuntamiento. "Está claro que si se confirma su implantación en Bueu para nosotros sería una buena noticia poder contar con una empresa de ese tamaño e importancia", reconoce el concejal. Esa mudanza también tendría otro componente simbólico ya que las nuevas instalaciones de Lago Paganini estarán situadas a pocos metros de otra de las conserveras históricas: Conservas Alonso/Palacio de Oriente.

Las fuentes consultadas dentro de la plantilla de la conservera confirman a su vez que la dirección convocó recientemente a la plantilla a una reunión en la que avanzó cuáles eran sus intenciones. "Desde el primer momento nos tranquilizaron, nos dijeron que no habría despidos y que se mantendrían los puestos de trabajo", explican desde el plantel. La compañía cuenta con cerca de 80 personas contratadas como fijas y fijas discontinuas, además de otro grupo empleado a través de una empresa de trabajo temporal. En total son cerca de un centenar de empleos, la inmensa mayoría ocupados por mujeres.

Otra de las posibles preocupaciones era la distancia del nuevo destino, que apenas se incrementa. Entre su actual emplazamiento y el que se pretende apenas hay un kilómetro. "Afortunadamente vamos a seguir prácticamente al lado, no se trata de un traslado a un área industrial de Porriño o de Salvaterra", expresan con alivio desde la plantilla.

Tramitación

La fecha del traslado es todavía una incógnita. Al parecer la dirección habría expresado su intención de que el cambio tuviese lugar a lo largo del año 2020, pero es un plazo que va a depender de la tramitación administrativa para la obtención de los permisos y licencias y de las propias obras para la construcción de la nueva nave. "Lo que nos pidió la empresa es que las vacaciones de ese año las cojamos durante el traslado para que el parón sea menor", señalan las fuentes consultadas.

Compartir el artículo

stats