Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El próximo objetivo es poner en marcha cuanto antes la zona azul, que será de pago

La próxima semana se adjudica el Plan de Mobilidade -El regidor local apuesta por una solución mixta barco-autobús para mejorar los accesos a las playas del municipio en verano

Calle Eduardo Vincenti y alrededores, donde se aplicará al zona azul. // Santos Álvarez

Calle Eduardo Vincenti y alrededores, donde se aplicará al zona azul. // Santos Álvarez

El plan de Mobilidade Sostible de Cangas está previsto que se adjudique la próxima semana. Este proyecto viene a ser el compendio de una iniciativa que comenzó en el mandato anterior haciendo efectiva la peatonalización del casco histórico, cuya ordenanza municipal nunca hasta entonces se había llevado a cabo con tanta rigurosidad. Además, en el anterior mandato del alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos, se amplió la ordenanza de peatonalización al barrio de O Forte y a la calle Méndez Núñez y también se ordenó el tráfico en el histórico casco vello de Aldán.

El regidor local aseguraba ayer que el próximo objetivo era aplicar la zona azul, cuya ordenanza está aprobada desde la época del Partido Popular, pero no se puso en práctica. Pero no será gratuita. Xosé Manuel Pazos está convencido de que hay que cobrar, aunque sea una cantidad simbólica, para que sea eficaz. Esta zona azul se fija en la explanada de Ojea, Orillamar e inmediaciones de la plaza de abastos. La intención es cobrar 0,50 céntimos de euro la hora, como mucho y que el horario sea de 09.00 horas a 14.00 y de 16.00 a 20.00 horas. El regidor local asegura que lo que se busca es la movilidad de los vehículos.

Alternativas

Dentro del Plan de Mobilidade que adjudicará el Concello de Cangas está previsto que se estudien todas las alternativas posibles para mejorar los accesos y aparcamientos en playas. El alcalde de Cangas no esconde que es el gran problema a resolver. Para él, la mejor solución, es una solución mixta: barco-autobús circular. Considera que es el futuro, aunque sea muy complicado ponerla en práctica. Comenta que hay estadísticas que reflejan que los turistas de un día quieren quedar lo más cerca de las playas porque son familias que traen un poco la casa a cuestas. Pero Pazos sostiene que es cuestión de cambiar la mentalidad.

Las otras dos alternativas serían los aparcamientos disuasorios (siempre es difícil encontrar terreno para este menester) prohibir el acceso directamente. De ahí que Pazos considere que la mejor solución sea la mixta. Ésta consiste en incentivar que los turistas llegue a Cangas utilizando el barco y después en la estación marítima haya autobuses que trasladen a los bañistas a las playas. Esta solución también implica una participación de la Xunta de Galicia, en lo que se refiere al transporte público.

El alcalde de Cangas recuerda que en la época de Sotelo se estudió llevar los barcos a la playa, pero no fructificó. Sí se podían llevar barcos a Rodeira, al viejo muelle, que es una concesión, y que el Concello de Cangas o la Xunta tendrían que negociar. Pero sí parece que es más difícil llevar barcos a la playa de Nerga, donde los expertos señalan que las corrientes complican la llegada de las embarcaciones con pasajeros. Pero esto formará parte del ambicioso estudio del Plan de , que será minucioso y que se detendrá en cada parroquia y lugar para otorgar la mejor solución a cada uno de los casos.

Compartir el artículo

stats