Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polémica tras el rechazo a los sueldos del bipartito de Cangas

ACE y PSOE critican la "estratexia de bloqueo BNG-PP" y las graves consecuencias que ocasiona al Concello

Los socios de gobierno denuncian la "parálise" institucional y anima a los dos grupos de oposición a gobernar juntos

Representantes de ACE y Avante, reunidos para rubricar el pacto de gobierno. // Santos Álvarez

Representantes de ACE y Avante, reunidos para rubricar el pacto de gobierno. // Santos Álvarez

ACE y PSOE se han conjurado para cargar sobre el BNG el riesgo de parálisis" del Concello tras votar el grupo que lidera Mercedes Giráldez en contra de la propuesta de salarios al alcalde y cuatro concejales del gobierno bipartito, así como de otras medidas esenciales para el funcionamiento institucional. Y los dos grupos mayoritarios de la izquierda han decidido atacar donde más le duele a las formaciones de este signo, que es la supuesta connivencia con el PP, su enemigo natural. "Queremos facer constar e lamentar que esta estratexia de bloqueo BNG/PP cause unha grave parálise do correcto funcionamento do Concello e perdas económicas (por exemplo, subvencións) que o actual goberno non pode permitir e ten a obriga de denunciar", proclaman en un comunicado conjunto redactado el martes por la noche, tras una reunión que mantuvieron sus representantes.

Los socios de gobierno ponen en evidencia que tanto el BNG como el PP tienen "toda a lexitimidade para impedir este goberno", pues entre ambos suman diez concejales, dos más que los que tiene el bipartito, pero les invita a dar "un paso á fronte" y tomar las riendas municipales de forma conjunta. Advierten que el Bloque fracasó en su estrategia de hacer un frente común con Avante con ese objetivo, y sus posibilidades de "poder manter o seu feudo" pasan por aliarse con el PP. Una alianza de gobierno, en cualquier caso, más que improbable, tanto por razones ideológicas como por aritméticas.

Para los grupos municipales de ACE y PSOE, "o ocorrido no pleno do 22 de xuño" constata "un problema de fondo que vai máis alá das dedicacións", y prueba de ello es que en los concellos de Moaña y Bueu, donde gobierna el BNG y con menos población y presupuesto que Cangas, "teñen máis dedicacións e máis gasto nas mesmas, o que evidencia que o obxectivo é bloquear e estrangular un goberno de esquerdas que funcione". Su estrategia para recuperar el poder perdido pasa por lograr "que o actual goberno fracase", y para ello optan por "bloquear" el nombramiento de representantes del Concello de Cangas en la Xunta da Mancomunidade" -donde se debaten asuntos como el Centro de Alta Resolución (CAR) o la gestión y recogida de residuos- o de proponer que solo el alcalde cobre por su dedicación institucional, una medida que el PP presentó como enmienda y que el BNG expresó su voluntad de apoyar.

Las desavenencias entre grupos de izquierdas se hizo patente en las negociaciones para sondear un cuatripartito y se escenificó en el pleno organizativo del lunes, donde ACE y PSOE fueron incapaces de sacar adelante sus propuestas: "Quedan rexeitadas ata que entremos na chantaxe do Bloque e lle deamos un soldiño", remachó el alcalde en un clima de protesta.

Compartir el artículo

stats