Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una de las promociones que transformó el centro de Bueu

Gaeva culmina su liquidación con la venta de 40 pisos y sin poder completar la urbanización de As Lagoas

La promotora afronta la recta final del proceso concursal y ha tenido que renunciar a desarrollar la manzana 3, que podía albergar entre 80 y 100 viviendas - El banco intenta colocar ese solar, que valora en 900.000 euros

Una imagen de las zonas verdes y de uno de los edificios de As Lagoas. A.G.V.

La urbanización de As Lagoas estaba llamada a convertirse en el "gran pulmón verde" del centro de Bueu. La transformación que ha supuesto el desarrollo de este ámbito, junto a la cercana manzana Massó, para el municipio es innegable. Pero con un elevadísimo coste para su promotora, la santiaguesa Gaeva 2000. La empresa afronta la recta final de su proceso concursal de liquidación después de que esta semana se haya vendido el último piso de la promoción, situado en la denominada manzana 5. En realidad la promoción no se ha podido ejecutar por completo debido a la crisis económica y al frenazo del sector inmobiliario. Justo delante de la manzana 5 queda un solar vacío, con un incierto futuro puesto que de momento ni la administración concursal ni el banco han logrado "colocarlo" en el mercado. La intención del BBVA es venderlo por un precio entre los 900.000 y 1 millón de euros, algo que en estos momentos se antoja complicado.

El concurso de liquidación de Gaeva 2000 se parece mucho a la crónica de una muerte anunciada. El desarrollo del suelo de gestión de As Lagoas es un proyecto que se remonta a finales de la década de 1980 y siempre fracasó ante la dificultad de poner de acuerdo al gran número de propietarios implicados. La promotora santiaguesa apostó fuerte por este ámbito hace ya quince años. Mediante compras y permutas fue capaz de controlar la mayoría del suelo para poder empezar las obras hace una década, justo a las puertas del estallido de la burbuja inmobiliaria. Ese "tsunami" también afectó a la urbanización de Massó, donde el Banco Popular puso a la venta a través de su portal inmobiliario unos 130 pisos.

El acto de inauguración de la urbanización de As Lagoas, en Bueu. CARMEN GIMENEZ

Fases de As Lagoas

Gaeva 2000 logró construir en primer lugar la denominada manzana 2, con frente a la calle Santán y a la nueva calle José María Estévez. Allí se construyeron tres bloques de 6, 9 y 33 viviendas. Los primeros problemas derivados de la crisis económica e inmobiliaria comenzaron poco después, con el arranque de las obras de la manzana 5. Este bloque cuenta con un total de 52 viviendas y los trabajos estuvieron interrumpidos durante más de año y medio, entre finales de 2008 y mediados de 2010.

La promotora se vio obligada a solicitar el concurso de acreedores en el año 2013, aunque antes de eso, e incluso "a pesar de una maniobra de embargo preventivo", fue capaz de entregar a los propietarios las permutas comprometidas previamente. El plan de viabilidad consistió en la venta de ese nuevo "stock" de viviendas a precios que incluían una importante quita con respecto a lo inicialmente previsto. La promoción la comercializó a nivel nacional el BBVA a través de su portal inmobiliario online, pero ha sido una inmobiliaria local la que consiguió colocar las aproximadamente 40 viviendas que restaban por vender y varios locales. Se estima que los precios de venta de los pisos oscilaron entre los 80.000 y los 120.000 euros. "Esta semana se vendió el último piso de la manzana cinco y ahora solo quedan dos dúplex del edificio Gaevamar. Uno ya está adjudicado y en el otro se están estudiando las condiciones de financiación", explican desde la promotora. Este inmueble no forma parte de la urbanización de As Lagoas, pero fue la primera obra que acometió la empresa en la localidad.

La gran incógnita es lo que sucederá ahora con el solar que está delante de la manzana cinco, entre las calles José María Estévez y O Ferrolán, lindando con el parque infantil. Este terreno se corresponde con la que iba a ser la manzana 3 y tiene una superficie de 2.600 metros cuadrados, que se corresponden con unos 8.000 metros cuadrados de edificabilidad. El precio con el que el banco quiere venderlo se acerca a 1 millón de euros, aunque de momento no ha logrado su objetivo. Si esta situación se prolonga en el tiempo es muy posible que la administración concursal opte por sacarlo a subasta judicial para venderlo al mejor postor.

Compartir el artículo

stats