Un segundo tsunami sanitario ya pone a prueba a Europa. El continente observa cómo semana a semana la pandemia de Covid-19 avanza imparable por su territorio con cifras de contagio que han empezado incluso a batir récords en algunos países. Dar respuesta a este reto es la tarea en la que se afanan la mayoría de los gobiernos del viejo continente, que optan estos días por endurecer las restricciones que ya imponen a sus ciudadanos y que pasan por limitar al máximo la movilidad, clausurar centros escolares y de ocio o incidir en la obligatoriedad de emplear elementos de protección personal como las mascarillas.

Relacionadas

Portugal

Portugal aumentó la pasada medianoche el nivel de alerta en todo su territorio con la entrada en vigor el estado de calamidad, que, entre otras restricciones, limita a un máximo de cinco personas las reuniones en la calle, en restaurantes y en espacios comerciales.

También se propondrá la obligatoriedad de la mascarilla así como la descarga de la app de rastreo del virus, Stayaway Covid. Además se limitan a 50 personas los eventos familiares como bodas, bautizos o comuniones.

La medida fue anunciada por el primer ministro, António Costa, al término de una reunión del consejo de ministros para atajar la escalada de coronavirus que vive el país, que suma seis días consecutivos con más de 1.000 casos diarios (ayer superó por primera vez la barrera de los 2.000). Portugal suma 89.121 contagios y 2.110 fallecidos por coronavirus desde que comenzó la pandemia.

Francia

Francia restablecerá este sábado el estado de emergencia sanitaria

El Gobierno de Francia decidió ayer decretar de nuevo el estado de emergencia sanitaria en el país desde la medianoche de este sábado, una decisión tomada debido al agravamiento de la pandemia de coronavirus. De forma paralela, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, confirmó la imposición de un toque de queda que durará al menos cuatro semanas desde este sábado en París, Marsella-Aix en Provence, Lyon, Lille, Grenoble, Montpellier, Toulouse, Rouen y Saint Etienne.

El toque de queda será de 21.00 a 6.00 horas y solo estarán excluidos de cumplirlo las personas que regresen de trabajar más tarde de las nueve de la noche y quienes experimenten una emergencia sanitaria. Se establecen multas que van de 135 euros a 1.500. La agencia de salud pública que depende del Ministerio de Sanidad anunció ayer 12.993 nuevos contagios en 24 horas y 87 muertos, que elevan el número total de fallecimientos en Francia hasta 32.933.

Alemania

Con 5.132 nuevos contagios de coronavirus, el nivel más alto desde el mes de abril según los registros del Instituto Robert Koch (RKI), el Gobierno de la canciller Angela Merkel acordó ayer con los poderes regionales un sistema de "alerta temprana" a escala territorial para tratar de contener el aumento de contagios en el país, en un intento por evitar un nuevo cierre de la vida pública. A partir del umbral de 35 nuevos contagios registrados por cada 100.000 habitantes y en un período de 7 días se extenderá el uso obligatorio de la mascarilla, aunque con 50 se cerrará la vida nocturna a las 23.00 horas y se prohibirán los encuentros, inclusive privados, de más de diez personas.

Actualmente hay más de treinta distritos o ciudades clasificadas como zona de riesgo -incluido Berlín, Múnich y otros núcleos urbanos-. La mayoría de los estados federados han prohibido además a los hoteles albergar huéspedes provenientes de zonas consideradas de riesgo. Solo si los huéspedes presentan un test negativo, de menos de 48 horas, pueden ser liberados de esa prohibición.

Países Bajos

Países Bajos cede, tras semanas de récord diarios de contagios, y se somete a un "confinamiento parcial", con cierres de la hostelería y la prohibición de la venta nocturna de alcohol y drogas, renunciando a su estrategia de dejar en manos del sentido común social la gestión de la pandemia con lo que llamaba "confinamiento inteligente".

Perplejos al ver que son ya el tercer peor país de la Unión Europea en contagios acumulados, algunos holandeses se han apresurado este miércoles a las terrazas, bares y restaurantes para tomarse su última copa, compartir una comida con amigos o disfrutar de su restaurante favorito antes de que la hostelería cierre sus puertas hasta dentro de un mes.

Además de la hostelería, las tiendas y los coffeeshops tendrán que dejar de vender alcohol y drogas. El tamaño de grupos en interiores y exteriores también se controlarán más activa y estrictamente. No puede exceder las cuatro personas. En teatros, museos y centros de conferencias el aforo máximo es de 30 personas, y los invitados a una casa se limitan a tres por día.

Reino Unido

Reino Unido tiene más pacientes con COVID que antes del confinamiento de marzo

El Ministerio de Sanidad británico notificó ayer 19.724 nuevos contagios, el segundo peor dato de toda la pandemia en una jornada en la que el país estrenó ayer el paquete de medidas anunciado el lunes en el Parlamento por el primer ministro, Boris Johnson. Su territorio queda ahora dividido en zonas de incidencia que se catalogan en tres intensidades, obligando a los territorios más castigados, como Liverpool, al cierre de bares y pubs y con la prohibición de que interactúen personas de diferentes hogares en interiores. Irlanda del Norte anunció ayer el cierre de colegios y bares y el Gobierno de Gales prohíbe la entrada de personas procedentes de zonas con alta prevalencia del coronavirus.

Italia

El Gobierno de Giuseppe Conte, que ordena por decreto gracias al estado de emergencia extendido hasta el 31 de enero de 2021, ha adoptado medidas como la imposición de la mascarilla siempre, el cierre anticipado de bares y restaurantes o la prohibición de partidos de deportes de contacto entre amigos, así como celebrar fiestas privadas, entre otras.

Italia comunicó ayer 7.332 nuevos contagios por coronavirus, lo que eleva a 372.799 la cifra total de casos desde el 21 de febrero, cuando comenzó la emergencia en el país, y supone un récord en toda la pandemia, informó ayer el Ministerio de Sanidad.

Bélgica

El número de infecciones de coronavirus sigue aumentando rápidamente en Bélgica, que ya dobla los contagios semanalmente y es el segundo país de la Unión Europea (UE) con mayor incidencia de Sars-CoV-2, solo superado por República Checa. Ayer se registraron 7.030 contagios en 24 horas, frente a los 2.088 del miércoles pasado, lo que sitúa la media semanal en 5.057 casos diarios, un aumento semanal medio del 93 %.

Los expertos belgas piden a la población "limitar los contactos al mínimo absoluto" y respetar estrictamente las reglas básicas de distanciamiento físico incluso llevando mascarilla, la higiene de manos, la ventilación de los espacios cerrados o la utilización de la aplicación de rastreo para teléfonos.

La Unión Europea creará un mapa de zonas de riesgo Covid

República Checa

La República Checa notificaba ayer un total de 8.325 nuevos casos de Covid-19, en 24 horas, la segunda cifra más alta desde el estallido de la pandemia, en una jornada en la que entró en vigor el cierre de colegios (a excepción de las guarderías, bares y restaurantes durante dos semanas.

El Ministerio de Sanidad informó de que hay actualmente 68.740 contagios activos en el país, que reporta 524 casos acumulados en los últimos catorce días por 100.000 habitantes, la cifra más alta de la Unión Europea.

Las autoridades han requerido a los estudiantes universitarios a que abandonen los campus y la obligación usar mascarilla se ha extendido a todas las paradas de transporte público. Además, se ha prohibido el consumo de alcohol en espacios públicos y se ha limitado a seis el número de personas que pueden reunirse en interiores.

Croacia

El país registró ayer 748 nuevos casos, el récord en un balance diario desde que la pandemia llegó al país balcánico, cuyas autoridades han puesto en marcha algunas restricciones, como la obligación de que las cafeterías y restaurantes permitan únicamente un cliente por cada cuatro metros cuadrados.

Además, los establecimientos con capacidad para más de 50 personas tendrán que tener guardias de seguridad para garantizar que se cumplen las normas de distanciamiento físico.