23 de marzo de 2020
23.03.2020
Faro de Vigo
Crisis del coronavirus

Decrecen las muertes por coronavirus en Italia

Europa trata de armonizar su respuesta para combatir al Covid-19

23.03.2020 | 18:35
Ataúdes de personas que han muerto con coronavirus en un crematorio en Serravalle Scrivia.

En un paso sin precedentes en la lucha contra una enfermedad, Italia paralizó este lunes toda la actividad productiva no esencial ante el continuo aumento de contagios de COVID-19, que ya supera allí los 6.000 muertos, con España como segundo país mas afectado en Europa, donde la unidad de acción contra el virus se está viendo arrastrada por las distintas velocidades.

Italia, que marca el termómetro de la evolución de la pandemia en el viejo continente, reveló hoy un aumento de 602 muertos en apenas 24 horas. Pero esa cifra dramática incluye también otra lectura: es la segunda vez en que decrecen los fallecimientos.

La economía europea, que por primera vez en su historia activó este lunes la "cláusula de salvaguarda" de sus reglas fiscales, así como los organismos internacionales, se han lanzado a adoptar medidas flexibles que permitan a cada país afrontar esta crisis que puede diezmar a la población y, con seguridad, pondrá la estructura productiva ante uno de sus retos mas exigentes desde la Segunda Guerra Mundial.

En el fragor de la lucha que cada país va a librar contra el coronavirus, la ONU pidió hoy casi un imposible. El secretario general de la organización, António Guterres, demandó un "alto el fuego mundial" que detenga todas las guerras para ayudar a hacer frente al coronavirus.

"Nuestro mundo se enfrenta a un enemigo común: el COVID-19", defendió Guterres en una conferencia de prensa, en la que subrayó que es momento de parar todos los conflictos para centrarse en "la verdadera lucha de nuestras vidas".

El jefe de Naciones Unidas dijo que los países afectados por guerras, con sistemas de salud destruidos y con multitud de desplazados y refugiados, serían especialmente vulnerables al virus.

La respuesta es global, pero las velocidades muy distintas

Las distintas velocidades en la respuesta europea al virus que aplica cada país, incluso dentro de la Unión Europea, están avivando las críticas y las polémicas.

Quizás una de las más llamativas se ha producido en el Reino Unido, donde un estudio del University College of London, la Universidad de Cambridge y Health Data Research sostiene que la estrategia del Gobierno británico frente al coronavirus podría causar entre 35.000 y 70.000 muertes más durante el próximo año y que las medidas adoptadas hasta ahora "no van lo suficientemente lejos" para parar la expansión del virus o identificar a los grupos de alto riesgo más vulnerables.

En Italia, ante el continuo crecimiento de los contagios en el país que superan los 50.400 casos y los 6.077 muertos, el Gobierno italiano anunció el sábado un decreto, que hoy entró en vigor, que determinaba el cierre de las actividades productivas no esenciales como habían pedido en muchas regiones ante el gran número de personas que aún circulan para ir a trabajar.

España, que dentro de Europa sigue a Italia en cuanto a número de víctimas mortales por el coronavirus, con 2.182 fallecidos y mas de 33.000 contagiados, acaba de prolongar en dos semanas, hasta pasadas las vacaciones de Semana Santa, el período de confinamiento en los hogares para frenar la propagación del virus, pero no paralizará totalmente la actividad económica, por el momento, como han hecho países como Italia. Dinamarca se suma también a la imposición de dos semanas en las medidas restrictivas, según ha anunciado la primera ministra, Mette Frederiksen.

Francia, con 860 muertos y 19.856 casos confirmados, debate la posibilidad de prolongar el confinamiento inicial, previsto hasta el 31 de marzo, pero el Consejo de Estado no se plantea por el momento el denominado "confinamiento total". Alemania ha comunicado 115 muertos y cerca de 28.000 contagiados e impone cada vez medidas más estrictas para frenar al virus.

Las distintas velocidades son aún más perceptibles si se observa la fotografía global.

Mientras cien millones de ciudadanos estadounidenses tienen orden estricta de permanecer en casa, y en Nueva York solo pueden funcionar los negocios más esenciales, en Australia se están planteando ahora el cierre de los lugares de reuniones y de culto.

Latinoamérica también muestra diferentes velocidades, ya que hay países en los que los casos detectados se cuentan por docenas y en otros por millares. México, por ejemplo, se apresta a preparar decenas de hospitales, ante la previsión de que la epidemia de coronavirus alcance masivamente a la población.

China ha decidido adoptar medidas más estrictas en las aduanas por los casos de coronavirus llegados desde el exterior, que siguen al alza. En el interior del gigante asiático, el número total de muertes registradas este lunes asciende a 9, lo que supone el quinto día consecutivo en el que la estadística de muertes permanece en un solo dígito.

Algo similar ha puesto en práctica el Gobierno de Hong Kong, que ha prohibido la entrada de todas las personas que no sean residentes en el territorio durante los próximos 14 días debido a un repunte de los llamados casos "importados" de coronavirus.

Irán, el foco más preocupante en el Oriente Próximo, está ampliando su capacidad hospitalaria y ha recibido ayuda de Médicos Sin Fronteras (MSF) ante la pandemia del coronavirus que, según las cifras del Ministerio de Salud difundidas este lunes, ha causado hasta ahora la muerte de 1.812 de los más de 23.000 contagiados.

Los nombres propios del coronavirus

La canciller alemana, Angela Merkel, está "sana" y "activa" en su primer día de cuarentena en casa, según explicó este lunes el ministro de Finanzas y vicecanciller, Olaf Scholz. La canciller inició este domingo dos semanas de cuarentena tras conocer que el día anterior había tenido contacto con un médico que posteriormente dio positivo en el test del COVID-19. Pero una primera prueba ha dado negativo, según informó el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert.

El papa Francisco ha anulado el viaje que tenía previsto realizar a Malta el 31 de mayo, debido a la situación mundial que ha causado la pandemia.

La vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo, ha sido ingresada en un hospital de Madrid para ser tratada de una afección respiratoria. Se le han practicado las pruebas para detectar el coronavirus sars-CoV-2 y en las próximas horas se conocerán los resultados.

En Montenegro, los nombres propios del coronavirus se han convertido en noticia y una ONG de defensa de los derechos humanos ha pedido al Tribunal Constitucional de ese país que suspenda la decisión de las autoridades de publicar el nombre y la dirección de las personas en cuarentena por el coronavirus, que tomaron el pasado fin de semana. El Gobierno informó de que la decisión se debió a que algunas personas a las que se ordenó esa cuarentena tras su llegada del extranjero abandonaban sus hogares y ponían en peligros a otros y al país.

Promete ser polémica también la medida adoptada por la sanidad israelí, que ha desarrollado y ha puesto en marcha una aplicación de móvil que advierte si uno está cerca de algún contagiado por el COVID-19. El programa, denominado "Maguen" (Escudo, en hebreo) pretende reducir el riesgo de contagio en un país con 1.200 casos, en el que solamente una persona ha fallecido.

Aumentan las cifras, pero también las de la solidaridad

Las cifras de la solidaridad también van en aumento. En Portugal, algunos de los refugiados acogidos en el centro de Fundao (región centro), como Major Tesfay, que es eritreo, o Fidélis Usman, nigeriano, se han unido una veintena de jóvenes para corresponder al pueblo luso por su acogimiento y ayudan a confeccionar mascarillas que reparten gratis para luchar contra el coronavirus. Cortan las telas de algodón en un antiguo seminario, mientras que una docena de mujeres que estos días se encuentran en aislamiento social, se encargan de coserlas. Portugal contabiliza 23 muertos y unos 2.000 positivos.

Bangladesh ofreció este lunes las instalaciones de una isla deshabitada, inicialmente preparada para la reubicación de los refugiados rohinyás en el país, a personas pobres que deseen mantenerse alejadas del coronavirus. "Esto es para aquellas personas que no tienen un refugio seguro y que desean mantenerse a salvo, lejos del coronavirus. Hemos ofrecido una opción para que ellos vayan a la isla Bhasan Char", dijo a Efe Shah Kamal, secretario del Ministerio de Gestión de Desastres y Socorro.

En el mundo de la música y del cine, son numerosos los conciertos gratuitos y las palabras de ánimo de las caras más conocidas para ayudar a sobrellevar el confinamiento.

Por ejemplo, los actores Robert De Niro, Danny DeVito y Ben Stiller se han convertido en "influencers" de las redes sociales por una buena causa: ayudar a que la población del estado de Nueva York, el epicentro del coronavirus en Estados Unidos, se quede en casa y frene la propagación, según pidieron en vídeos colgados en Twitter que acumulan ya unos dos millones de visitas.

Desde Alejandro Sanz a Bono, líder de U2, del idioma español al inglés, del humor a la emoción, la extensión del virus por el planeta ha hecho que no haya idioma, género musical o enfoque que se mantenga ajeno a la enfermedad y sus consecuencias como motor creativo.

"Una canción ha salido de un corazón exprimido y loco por estar con vosotros", escribía Sanz este fin de semana en sus redes sociales al presentar "#ElMundoFuera (Improvisación)", apenas dos minutos y medio de tema inédito en el que, mirando al futuro con tono esperanzador, proclama al piano que "volveremos a ser como éramos antes".

Sigue así la estela del uruguayo Jorge Drexler, uno de los primeros en ponerle letra a los males del coronavirus al verse afectado por la cancelación de sus actuaciones en Costa Rica.

"Ya volverán los abrazos y los besos dados con calma", "sonríe, tírale un beso desde lejos y sé cercano" o "la paranoia y el miedo no son ni serán el modo de estar, saldremos juntos poniendo codo con codo" son algunos de los versos espontáneos que entonó en un "show" sin público a través de sus redes.

Las autoridades indias dieron luz verde hoy a la utilización de la hidroxicloroquina, un medicamento contra la malaria para prevenir el coronavirus entre la "población de alto riesgo", como los trabajadores sanitarios o los que convivan con algún infectado, en un intento por detener el ascenso de casos positivos que ya superan los 400, con un total de siete muertes.

La economía se moviliza contra el virus

La Unión Europea (UE) activó este lunes por primera vez en su historia la "cláusula de salvaguarda" de las reglas fiscales comunitarias, que permitirá a los países incumplir sus objetivos de déficit y deuda temporalmente para poder elevar el gasto frente a la pandemia de coronavirus.

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE dieron hoy luz verde a la medida, propuesta el viernes pasado por la Comisión Europea ante la perspectiva de que la crisis sanitaria produzca un "choque económico severo" en la economía europea, más grave que la contracción del 1 % del PIB para este año que se preveía hace apenas unos días.

"La severa recesión económica que se espera ahora este año requiere una respuesta política decidida, ambiciosa y coordinada.

Tenemos que actuar decisivamente para garantizar que el choque sigue siendo breve y tan limitado como sea posible y no crea un daño permanente a nuestras economías", dijeron los titulares económicos en una declaración al términos de una reunión por videoconferencia.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anunció también este lunes que adquirirá un monto ilimitado de bonos del Tesoro y títulos respaldados por hipotecas para sustentar los mercados financieros en respuesta a la crisis causada por la epidemia de Covid-19.

Noruega, por su parte, ha tomado la iniciativa para que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) cree un fondo para apoyar a los países en desarrollo en su lucha contra la pandemia de coronavirus (COVID-19). La ONU ya la ha apoyado y podría ser presentada en unos días , según informó hoy el Ministerio de Asuntos Exteriores de este país nórdico.

En la economía más próxima a los ciudadanos, el fabricante automovilístico Fiat Chrysler ha anunciado que producirá más de un millón de mascarillas al mes mediante la reconversión de una de sus plantas, según informó este lunes el consejero delegado de la empresa, Mike Manley, en una carta a sus trabajadores. "El objetivo es empezar a producir en las próximas semanas y llegar a la producción de más de un millón de mascarillas al mes, que serán entregadas a los trabajadores de emergencias y sanitarios".

También entre las repercusiones económicas del coronavirus, aunque de otro signo, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, publicó hoy un decreto que autoriza a las empresas a suspender el contrato de sus trabajadores durante cuatro meses sin sueldo para hacer frente a los efectos económicos del coronavirus. Asegura que lo hace para "preservar empleos".

La máxima contienda deportiva en el aire

Los responsables de la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 evitaron hoy mencionar posibles nuevas fechas para la celebración del evento en caso de que sea finalmente pospuesto, tal y como contempla el Comité Olímpico Internacional (COI).

"Nosotros somos Tokio 2020... Así que esa es nuestra posición" dijo hoy el presidente del comité organizador, Yoshiro Mori, al ser preguntado en rueda de prensa sobre qué nuevas fechas serían preferibles en caso de un eventual retraso, después de que el COI se diera un plazo de cuatro semanas para tomar esa decisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook