16 de julio de 2018
16.07.2018
Faro de Vigo

La Copa que cambió el VAR

El videoarbitraje estrenado en la cita mundialista rusa sirvió para revisar 446 jugadas y modificar diecisiete errores de los colegiados

16.07.2018 | 02:23

El de Rusia, además de por la flamante campeona Francia, pasará a la historia como el Mundial del VAR. En este torneo se puso en marcha el sistema de videoarbitraje que puede marcar un antes y un después en el funcionamiento del deporte más importante del planeta. "Ya nadie se imagina un Mundial sin VAR", dijo el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, antes de la final. La actuación del VAR (un total de 446 incidentes revisados) ha sido determinante en el devenir de la cita mundialista.

El debut. El VAR comenzó y acabó en el Mundial con Francia, la campeona del mundo, de por medio. La primera intervención del sistema de vídeo fue en el primer partido de Francia, ante Australia (2-1). Griezmann fue derribado en el área en los primeros minutos de la segunda parte en una jugada que pasó desapercibida para todos menos para los asistentes del VAR. El árbitro, Andrés Cunha, revisó la jugada, apreció una zancadilla y pitó una pena máxima que anotó Griezmann y que a la postre sería decisiva para los intereses de Francia en Rusia.

Neymar, retratado. La labor del VAR en Rusia también ha servido para poner en evidencia las exageraciones de muchos jugadores. El VAR, por ejemplo, le ha pasado factura a Neymar, que se va de Rusia con el cartel confirmado de "piscinero" tras rodar por el suelo ante México en los octavos, pero también por fingir un penalti ante Costa Rica que anuló el VAR. Fue el primer penalti suspendido por el VAR en la historia de los mundiales.

España pasó de grupos gracias a la tecnología. El paso de España por Rusia será recordado como un fracaso estrepitoso, en el que el VAR también fue protagonista directo en los intereses nacionales. Sin la tecnología, España no hubiese pasado la fase de grupos. El empate de Aspas ante Marruecos fue anulado por un fuera de juego inexistente señalado por el asistente. El VAR intervino y España festejó, aunque la fiesta no duró ni un partido más.

Mateu Lahoz ya sabe lo que es comprobar la pantalla. Ya hay un árbitro español, Mateu Lahoz, el único nacional en Rusia, que sabe de primera mano lo que es operar con el VAR. Lahoz, después de consultar la pantalla, señaló un penalti a favor de los australianos en el Dinamarca Australia de la fase de grupos (1-1). Sin el VAR, probablemente el resultado hubiese sido distinto y hubiese afectado a la composición del grupo (Dinamarca podría haber sido primera y Francia pasar al otro lado del cuadro). Mateu gana experiencia con el VAR para el año que viene, cuando la tecnología se instalará en la Primera División del fútbol español. Segunda, donde están los dos principales equipos asturianos, seguirá viendo goles en fuera de juego.

A Alemania no le gusta el VAR. Alemania, como España, tampoco guardará buenos recuerdos de su paso por Rusia, siendo su actuación la peor del combinado germánico desde 1938. En el partido decisivo para poder pasar de grupos, ante Corea del Sur, el VAR dictó sentencia. Con el partido muriendo y a falta de un gol para clasificarse a octavos, Alemania se lanzó al ataque y los coreanos aprovecharon una contra en la que Kim Young-Gwon perforó la portería de Neuer. El colegiado lo anuló por fuera de juego, pero el VAR demostró que el balón había tocado en un jugador alemán, Kross. Alemania acabó perdiendo (2-0) y dijo adiós a su periplo mundialista cuatro años después de levantar la copa en Brasil.

La final no iba a ser menos. La influencia del VAR llegó hasta la propia final de ayer en Luzhniki. Los croatas reclamaron la intervención de la tecnología en el primer gol de Francia por un posible fuera de juego de Pogba en el área croata. El 2-1, el penalti anotado por Griezmann, fue señalado gracias al VAR, tras una mano de Perisic. El seleccionador croata Zlatko Dalic declaró que el "VAR es bueno para el fútbol" pese a que el videoarbitraje pudo ser decisivo en la derrota de su equipo en la final. El árbitro argentino Néstor Pitana otorgó un penalti a los franceses, por mano de Ivan Perisic, tras consultar la repetición televisiva, lo que supuso que los Bleus llegaran al descanso con ventaja por 2-1.

"Creo que en una final de una Copa del Mundo no se debe pitar un penal así, pero no comento nunca las decisiones arbitrales, respeto a los árbitros", declaró Dalic, quien añadió después que "el VAR es bueno para el fútbol".

Intervenciones totales. El VAR se va de Rusia dejando 446 incidentes revisados y 20 intervenciones.


Haz click para ampliar el gráfico
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook