Para algunas personas pasar muchas horas dentro de un vehículo resulta un verdadero suplicio por culpa de los mareos que sufren durante el trayecto. Los niños a partir de los tres años, los adolescentes y las embarazadas son especialmente propensos a sufrir cinetosis, es decir, algún que otro mareo en el coche, sobre todo si viajan en los asientos traseros y van jugando, leyendo o viendo una película.

Palidez, nauseas, sudor frío, malestar general y vómitos son algunos de los síntomas que provoca la cinetosis, una dolencia que se produce a causa de los desequilibrios entre las señales que recibe el cerebro y los oídos, los dos órganos encargados del equilibrio. El mareo en el coche es de difícil curación, aunque existen ciertos remedios y trucos para evitarlo o para aliviar sus síntomas, según el Race.

Consejos para evitar el mareo en el coche