Una de las mejores opciones para disfrutar este año de las vacaciones de verano, marcadas por la pandemia global por coronavirus, es coger el coche y viajar a algún lugar tranquilo, sin aglomeraciones, en el que puedas perderte durante horas o días para disfrutar de sus encantos e increíbles paisajes. Así que a continuación te recomendamos, con la ayuda de la plataforma aseguradora doppo by Zurich, diez lugares especialmente tranquilos por España para que viajes en coche y disfrutes al máximo de tus días libres.

Cudillero, Asturias

Este pintoresco pueblo pesquero, uno de los más bonitos de España, destaca por la brisa del Mar Cantábrico, el sabor del marisco fresco y el colorido de sus calles. Es el destino perfecto si lo que buscas es relajarte, ya que podrás desconectar caminando por sus estrechas callejuelas y observando las vistas del mirador del Pico o el mirador del Baluarte. Además, cuenta con numerosas iglesias, una oferta gastronómica excelente, playas cercanas y unos increíbles parajes naturales que hacen de esta una escapada perfecta para desconectar.

El Bierzo, León

El Bierzo es una comarca que tiene todos los ingredientes para hacerte pasar unas vacaciones fantásticas, ya que está compuesta por varios espacios naturales realmente impresionantes. Destacan sobre todo Las Médulas, cuya forma es obra del ser humano, cuando los esclavos romanos las abrieron para extraer oro. El paso del tiempo las ha convertido en todo un espectáculo, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997.

Olvera, Cádiz

Olvera está en la bella serranía de Cádiz y es uno de los pueblos más conocidos de la denominada 'Ruta de los Pueblos Blancos', por su gran belleza. Pasear por sus calles es realmente satisfactorio, sobre todo por la Calle Llana, el Bario de la Villa y el Castillo Árabe. No te pierdas la increíble gastronomía de la localidad.

Cañón de Sil, Ourense

Este destino es perfecto si lo que buscas es disfrutar de la naturaleza, puesto que cuenta con una serie de abruptos desfiladeros que bajan hasta el río Sil y que te dejarán sin palabras. Puedes observarlos desde los Balcones de Madrid o desde su base a bordo de un catamarán. Si decides realizar este viaje, no olvides hacer una visita por los viñedos de la zona.

Siurana, Tarragona

Siurana es un pueblo encantador de Tarragona que cuenta con unos paisajes espectaculares. Situado sobre un peñón de roca caliza, podrás disfrutar de unas vistas impresionantes del valle del río Siurana y de su embalse en la comarca del Priorat. Además, la localidad dispone de una iglesia románica y de los restos de un castillo árabe. Durante tu visita no olvides probar el aceite de oliva virgen con denominación de origen protegida y los deliciosos vinos de la zona.

Rías Baixas, Pontevedra

Esta localidad situada en la región que discurre desde el Cabo de Finisterre hasta la frontera con Portugal, es perfecta para desconectar cerca del mar y para disfrutar del marisco y de una copa de albariño. En este viaje encontrarás distintas playas de ensueño y distintos monumentos y pueblos con encanto, como Baiona o Sanxenxo. Cabe destacar que esta escapada cuenta con una estupenda relación calidad-precio tanto en alojamiento como en gastronomía.

Sa Tuna, Girona

Si te apasionan las calas, en Sa Tuna encontrarás una de las más bonitas y pintorescas de la Costa Brava. Situada en el municipio de Begur, Sa Tuna enamora a cualquiera por su belleza, puesto que se trata de un rincón muy tranquilo donde se puede disfrutar de un paisaje maravilloso y de una deliciosa gastronomía. Todavía se conserva el encanto marinero del lugar, que ahora está destinado a residencias vacaciones con increíbles vistas al mar.

Lago de Sanabria, Zamora

El Lago de Sanabria es perfecto si lo que buscas es huir del calor del verano. Este lugar es especialmente encantador gracias a sus pequeñas playas de interior y sus diferentes sendas y caminos. Tanto el lago como sus alrededores disponen de un sinfín de cosas que ver y hacer, por lo que también es el destino perfecto para los más aventureros/as. Los pueblos, las lagunas y las actividades al aire libre hacen de esta una visita muy completa.

Chulilla, Valencia

Chulilla es un pueblo pintoresco con una belleza indiscutible que se sitúa como punto de partida del recorrido de los cañones del Turia. Para hacer esta increíble excursión debes pasar por unos puentes colgantes sobre el río, pero no te asustes, porque se trata de una ruta senderista apta para toda la familia. De hecho, Chulilla está reconocido como "Municipio turístico familia". Sin duda, es un paraje encantador y lleno de historia, que te hará disfrutar y desconectar de la rutina.

Trujillo, Cáceres

Este municipio forjado a través de distintas épocas y visiones arquitectónicas, está ubicado a cincuenta kilómetros de Cáceres. Si lo que quieres es hacer una ruta por Extremadura, este destino es perfecto, ya que podrás contemplar su evolución de poblado romano a importante villa medieval. Es imprescindible visitar su plaza mayor, donde se encuentra la estatua ecuestre de Francisco Pizarro, las murallas, el castillo, las iglesias parroquiales y los palacios.