La licitación de 224 millones para operar los helicópteros de Salvamento queda desierta

Ninguna empresa pujó por los dos lotes de Sasemar, que incluyen las aeronaves gallegas | El sindicato de trabajadores aéreos, SLTA, alega motivos económicos para el resultado

El “Helimer 401”, con base enA Coruña.   | // CASTELEIRO/ROLLER AGENCIA

El “Helimer 401”, con base enA Coruña. | // CASTELEIRO/ROLLER AGENCIA / Adrián Amoedo

Adrián Amoedo

Adrián Amoedo

El Consejo de Ministros acordó a finales del pasado diciembre autorizar la celebración del contrato de Salvamento Marítimo (o Sasemar) por 270 millones de euros para renovar así la prestación del servicio aéreo de sus helicópteros y aeronaves por los próximos cinco años. La licitación se lanzó finalmente en enero y en los últimos días de julio se resolvió con las adjudicaciones. O, mejor dicho, con la adjudicación. Y es que de los tres lotes por los que estaba formado el pedido, Sasemar tan solo pudo asignar el de los aviones por 8,8 millones anuales, quedando desiertos los otros dos pensados para los helicópteros que custodian las costas del país. Se trata de 224 millones de euros que se quedan sin asignar y que incluyen la gestión de las dos aeronaves con base en Galicia. El motivo, según el sindicato de trabajadores aéreos SLTA, es que las cuantías económicas no eran suficientes.

La última vez que Sasemar lanzó este importante contrato fue a comienzos de 2018. Entonces, la cuantía era también de 270 millones de euros (IVA incluido) y no estaba dividida en lotes, según figura en la Plataforma de Contratación del Estado.

El ganador de aquella licitación fue Babcock Mission Critical Services España con una oferta de 217,8 millones. La empresa, que también opera los helicópteros del Servizo de Gardacostas de Galicia, se llama ahora Avincis –tras su compra por parte de Ancala Partners– y decidió no pujar en la nueva licitación lanzada por Salvamento, que ahora tendrá que volver a repetir el proceso con, se espera, un alza en las cuantías.

Los medios de Salvamento Marítimo.

Los medios de Salvamento Marítimo. / Sasemar

Lo que sí se asignó por el momento es el lote centrado en los aviones. A falta de la formalización final del contrato, Sasemar adjudicó el pedido a la UTE (unión temporal de empresas) formada por Word Aviation y Elit’Avia, que fue la única que presentó oferta para operar tres aviones utilizando tres bases con un precio dos millones inferior al propuesto, de 46 millones.

Por contra, los lotes 1 (cinco helicópteros desde cuatro bases) y 2 (nueve helicópteros de tipo mediano desde siete bases) quedaron desiertos. ¿Qué sucede ahora? Según explican fuentes del Sindicato Libre de Trabajadores Aéreos (SLTA), el adjudicatario actual tendrá que seguir operando los helicópteros durante un año o hasta que se publique y se resuelta otra licitación. “Y si las empresas están solicitando que aumenten el precio el Ministerio tendrá que hacerlo”, resumen.

El SLTA llegó a impugnar el pliego por no incluir la subrogación de los trabajadores, pero finalmente no fue aceptado. Han seguido muy de cerca su evolución y aseguran no estar sorprendidos del resultado final. “Los motivos que esgrimen las empresas son cuestiones económicas”, insisten, “ha habido un encarecimiento sobre repuestos, combustibles y no se está llevando al precio de las licitaciones”.

En el caso de Galicia, Sasemar opera el helicóptero Helimer 401 en el aeropuerto coruñés de Alvedro y el Helimer 402 desde Santiago-Rosalía de Castro. En total, más de medio centenar de personas trabajan en ambas bases y helicópteros.