Los buzos de la Guardia Civil desplazados hasta el velero francés que navegaba a la deriva al norte de Gran Canaria confirmaron ayer que el tripulante que quedó malherido sobre su cubierta ha fallecido y recuperaron su cuerpo. Según fuentes de Salvamento Marítimo, el cadáver de esta persona se transportó a bordo del remolcador Miguel de Cervantes, que este lunes volvió hacia Las Palmas de Gran Canaria.