Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De “gira” para la pesca del sargo

9

La "gira" de la pesca del sargo Cedidas

Un músico, una gira. Pero sin micrófonos o amplificadores. Tarci Ávila, músico del dueto vigués Presumido, ha decidido cambiar la guitarra por la caña de pescar para dedicarse a la pesca del sargo durante 40 días, cada uno de ellos en un lugar distinto. Ha recorrido ya la costa gallega, desde A Guarda hasta Ribadeo, y ha decidido prolongar su aventura, narrada a través de sus redes sociales, hasta la costa francesa. Ha escogido el sargo por su “inteligencia”.

Los caminos del Señor son inescrutables, pero los de las vidas de algunos mortales no le van a la zaga. El músico Tarci Ávila, voz del dúo vigués Presumido, ha colgado la guitarra y los sintes y se ha zambullido de lleno en un sorprendente proyecto que, en primera instancia, nada tiene que ver con la música. Lo ha bautizado como La ruta del sargo porque se trata de exactamente eso: un viaje a lo largo de la costa para pescar ejemplares de esta especie.

-40 días viviendo en una furgoneta -38 de ellos pescando sargos (hubo que descansar 2 días por agotamiento) -1500 km de...

Posted by La Ruta del Sargo on Sunday, June 13, 2021

Hizo una primera gira, narrada a través de sus redes sociales y Youtube, entre A Guarda y Ribadeo, con el plan de capturar estos peces durante 40 días, cada jornada en un lugar distinto.

Y este lunes, tras un breve descanso, empezó una segunda fase, desde la localidad lucense hasta Francia. Espera prolongar el viaje unos cuatro meses y poder continuar por el litoral del país vecino, pero eso dependerá de si por el camino consigue que lo vacunen contra el coronavirus.

“Es una forma de reinventarse, no se pierde nada por intentarlo. Estoy súper a gusto y voy a por todas”, explica Ávila desde la furgoneta que ha reconvertido en su hogar portátil mientras se dirige al punto de inicio de la segunda etapa de su aventura.

Tarci Ávila, en la 'sargoneta', su casa, durante la ruta Cedida

Durante el confinamiento, cuenta, llegó a la conclusión de que con Presumido ya habían alcanzado los objetivos que se habían trazado, así que consideró que había llegado el momento de centrarse en su segunda pasión, la pesca –la tercera es la astronomía–. En un principio el dúo iba a hacer los conciertos que tenían comprometidos y que se tuvieron que aplazar por la pandemia, pero finalmente han descartado esa opción.

Tarci Ávila, voz de Presumido, recorre en 40 días la costa gallega, desde A Guarda a Ribadeo, capturando esta especie | Ahora repite experiencia por el litoral cantábrico

El pescador, que en la primera tanda capturó 200 sargos, de los que se comió 30 y el resto los regaló, asegura que tiene un plan para profesionalizar esta nueva actividad y vivir de ella. Los primeros pasos los está financiando con la venta de algunas de las decenas de aparatos musicales que ha acumulado en los últimos años, y de otras cosas que tenía por casa sin mayor uso. De momento, los contenidos que genera en sus redes sociales y los vídeos han tenido gran acogida, y cree que a medio plazo las publicaciones gratuitas podrán convivir con otras de pago. Ya ha rechazado, comenta, varias ofertas de marcas de pesca, porque quiere mantener la libertad de criticar el material que utiliza.

“Es un pez muy inteligente, engañarlo supone un desafío intelectual”

decoration

Pero, ¿por qué solo pescar sargos y no otras especies? “Lo que tiene de especial es que es un pez muy inteligente, engañarlo supone un desafío intelectual. Y además tiene muy buena visión, hay que usar tanza muy fina y eso hace que se rompa más a menudo”, expone Ávila. También le atrae el reto físico: se pesca desde acantilados y zonas rocosas de difícil acceso.

Estaca de Bares. Estreno en el Cantábrico de la ruta, con rotura de caña incluida.

Estaca de Bares. Estreno en el Cantábrico de la ruta, con rotura de caña incluida.

De hecho, cita la captura de un ejemplar desde una altura de 45 metros en punta Frouxeira, en Valdoviño, como uno de los momentos estelares de la primera parte de la gira. De la costa gallega destaca otras dos ubicaciones como sus preferidas, cabo Udra y la zona del castro de Baroña.

El ex-Presumido admite que el comienzo de la ruta fue duro, con dos temporales casi seguidos que le minaron la moral. Pero se sobrepuso y se muestra entusiasmado con su elección. Destaca la solidaridad y el cariño de otros pescadores, que no solo compartieron consejos, sino que en muchos casos le ofrecieron comida caliente y ducha. Embarcado en esta vida, tan nómada como la del músico, no cierra la puerta a volver a su anterior actividad, aunque ahora está volcado en sacar adelante el proyecto. Eso sí, reconoce que está disfrutando “muchísimo” de la música al volver a ser un simple aficionado más, sin necesidad de escuchar las canciones como fuente de inspiración ni con afán analítico. Creador perfeccionista hasta casi lo obsesivo, esa atención ahora va para los cebos, las cañas, los vientos.

Compartir el artículo

stats