La falta de relevo generacional en la pesca es hoy en día una de las mayores preocupaciones para el sector y las administraciones de los países costeros de la UE. Completar las tripulaciones para salir al mar se convierte, en ocasiones, en misión casi imposible. Por este motivo, los armadores de Anacef (todos de Marín) pusieron en marcha en 2019 una iniciativa orientada a alumnas y alumnos de las escuelas de formación náutico-pesquera de Canarias con el fin de despertar vocaciones hoy en día dormidas por el desconocimiento de las actuales condiciones de un oficio sin paro.

La campaña Memorias de un oficio tiene como objetivo que las nuevas generaciones conciban la pesca como una actividad atractiva, con una buena remuneración y una salida laboral prácticamente inmediata. “Los avances tecnológicos han modernizado esta profesión, que aúna tradición y potencial de futuro”, destaca la organización.

A día de hoy, solo el 26% de los estudiantes que se matriculan en estos estudios lo hace pensando en desarrollar su carrera profesional en el sector pesquero.