DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Andrea Clausen | Directora de Recursos Naturales en Malvinas

“El Gobierno malvino busca formas de poder mitigar la imposición de aranceles”

“Creemos que el plazo ampliado para la propiedad de las licencias compensa con creces la reducción de la participación de los socios españoles en las joint venture”

Andrea Clausen.

Andrea Clausen.

Andrea Clausen (Guisborough, 1971) es la directora de Recursos Naturales en Malvinas desde que reemplazó a John Barton en 2019. Suyo es el cometido de velar por el mantenimiento del rico caladero que rodea al archipiélago del Atlántico sudoccidental, en el que faenan barcos con base en Vigo pescando, principalmente, calamar. Estos días regresan de allí los grandes arrastreros tras finalizar una primera campaña con casi 60.000 toneladas de esta especie.

–Las capturas de calamar Loligo son, este año, espectaculares, ¿esperan algo similar para la segunda campaña?

–Las capturas han sido muy buenas en los últimos cinco años y parecen haberse estabilizado. Por supuesto, seguimos vigilando todos los factores, pero creemos que las decisiones de gestión tomadas en relación con el calendario y la duración de las temporadas de pesca en 2016, pueden haber contribuido a estas fuertes capturas. Somos optimistas sobre que tendremos una buena segunda temporada.

–Malvinas ha iniciado el proceso de construcción de un nuevo puerto, ¿cómo mejorará esto las operaciones de la flota pesquera?

–Se anticipa que cualquier puerto nuevo proporcionará un espacio de atraque significativamente mayor y más robusto, lo que debería facilitar los requisitos operativos de la flota pesquera de una manera significativamente más amplia que la instalación portuaria actual.

–¿Vislumbran una solución para los aranceles tras el “Brexit”?

–Las pesqueras de Malvinas que tienen acuerdos de joint venture con varias empresas españolas, bajo las cuales operan buques pesqueros con bandera de las islas, han visto sus productos pesqueros sometidos a aranceles. El Gobierno de Malvinas sigue comprometido con el apoyo a nuestra industria y en la exploración de formas en las que podamos mitigar la imposición de estos aranceles.

–El Gobierno de Malvinas inició el proceso de renovación de las cuotas transferibles individuales (ITQ, en inglés) en 2019, ¿los 16 buques que participan en la pesquería de Loligo renovaron su licencia hasta 2046?

–La decisión política del Gobierno de Malvinas de ofrecer una oportunidad para la renovación “temprana” de las ITQ (que actualmente expira en 2031) está en proceso. Se espera que se facilite un proceso de solicitud para los actuales titulares de las ITQ tras la entrada en vigor de las enmiendas legislativas necesarias. Actualmente se espera que el proceso de solicitud tenga lugar en la segunda mitad de 2021.

–¿Por qué es importante que las empresas conjuntas sean propiedad de las compañías de las Malvinas en al menos un 51%?

–Si bien el desarrollo y la posterior maduración de la pesquería de Malvinas se ha apoyado significativamente en nuestros colegas españoles, la evolución hacia un sistema de gestión de ITQ fue impulsada en gran medida por la necesidad de estabilizar y aumentar el control de Malvinas dentro de la industria. Las políticas que apoyan estos cambios están documentadas desde 2003 hasta hace poco. Podemos ver el éxito que se ha logrado como resultado de la estabilidad del sector en los últimos 14 años. Como resultado de la revisión de la ITQ entre 2015 y 2018 la industria solicitó la oportunidad de una mayor estabilidad con el fin de invertir en grandes proyectos de sustitución de activos. La respuesta del Gobierno de Malvinas fue facilitar esto, pero sólo si las empresas malvinas aumentaban su participación en la pesquería.

–¿Por qué?

–Es importante reconocer que los recursos naturales pertenecen al pueblo de Malvinas según nuestra Constitución. Es correcto y apropiado que los habitantes maximicen el retorno a Malvinas cuando se capturan estos recursos. Con este fin, se adoptó la decisión de que, para poder optar a la ampliación de los derechos de las ITQ, los propietarios de Malvinas deben tener una mayor participación en las empresas [las joint venture] que finalmente extraen los recursos. Creemos que el plazo ampliado para la propiedad de la ITQ compensa con creces la reducción de la participación de los socios españoles en las joint venture. Por supuesto, reconocemos el valioso apoyo y las largas relaciones establecidas entre las empresas españolas y las de Malvinas, y esperamos que continúen durante los próximos 25 años.

Compartir el artículo

stats