Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transportes evita la paralización de la flota: prorrogados los certificados de formación

Entrada de la sede del Instituto Social de la Marina, el ISM, en Vigo. | MARTA G. BREA

Solución a la vista para la flota pesquera de altura y gran altura. La Dirección General de Marina Mercante, dependiente del Ministerio de Transportes, ha decidido prorrogar durante un año la vigencia de los certificados de formación que caducaban este año para 81.300 marineros de la flota española y que amenazaban con paralizar a las tripulaciones ante la imposibilidad de realizar los cursos necesarios. Según fue publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), los tripulantes quedan exentos de realizar este año la actualización de sus certificados a través de los cursos, una prórroga de 12 meses que solo puede ser solicitada una vez. “La verdad es que nos quita un problema de encima”, celebra el secretario general de la patronal pesquera Cepesca, Javier Garat.

Firmada por el director general de la Marina Mercante, Benito Núñez Quintanilla, la resolución señala en el preámbulo que su objetivo es el de “eximir a los integrantes de determinadas tripulaciones a realizar el curso reducido de mantenimiento de la competencia mientras presten servicio a bordo” de los buques afectados, es decir, los mercantes o pesqueros de al menos 24 metros de eslora.

Para formular esta excepción, Marina Mercante alude por un lado a la “prolongada situación de pandemia y la situación de crisis sanitaria” y, por otro, al “elevado número de certificados de suficiencia de formación básica en seguridad que caducarán durante este año, que se suma una oferta escasa de cursos reducidos para revalidarlos”. Tal y como publicó FARO la semana pasada, los centros de formación estatales, como el de Bamio, en Vilagarcía de Arousa, o Isla Cristina, en Huelva, se quedaron sin estos cursos al quedar desierta por dos veces la licitación para la “contratación de servicios para impartir formación profesional marítima y sanitaria”. Nadie aspiró a hacerse con el contrato de 1,1 millones de euros (sin IVA) para dar los 204 cursos del centro gallego (y los 83 del andaluz).

Por estos motivos, el documento explica que los marineros afectados de estos buques “podrán solicitar una ampliación de la fecha de caducidad” de los certificados de suficiencia, siempre y cuando esta caducidad se haya dado –o se dé– entre 2020 y 2021 (por la pandemia). Estas prórrogas no podrán “exceder los 12 meses desde la solicitud y solo podrá llevarse a cabo una vez”.

Según Garat, la resolución viene a solucionar los problemas del sector pesquero, que llegó a temer que se paralizasen algunos barcos porque no podían completar las tripulaciones ante la falta de certificadores de alguno de sus integrantes.

Esta aglomeración de renovaciones se provocó por los cambios adoptados en 2010 en la Convención Internacional en Estándares de Formación, Certificación y Vigilancia para la gente de mar, cuyas siglas en inglés son STCW. Las “Enmiendas de Manila” impulsaron una adaptación gradual de los certificados que en España se realizó entre 2014 y 2016. La nueva normativa obliga a renovarlos a través de formaciones cada cinco años, y solo en 2016 fueron esas 81.300 personas.

Cursos

El ISM informó a Cepesca y al resto del sector de esta decisión de la Marina Mercante durante la celebración de la reunión del Consejo General del Instituto Social de la Marina de esta semana. En la misma desde el ISM reconocieron que son conscientes de los problemas que está teniendo el sector para poder acceder a los cursos necesarios para revalidar los conocimientos obligatorios para poder enrolarse en los buques de pesca.

Así, desde el Instituto informaron de los concursos que quedaron desiertos y que, como solución, se asignará la labor a Tragsatec, empresa filial de Tragsa, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que dirige Luis Planas. La intención del ISM es que los cursos tan demandados vuelvan a impartirse a partir de este mes.

Elena Martínez Carqués, nueva directora del ISM

Elena Martínez Carqués, hasta ahora subdirectora general de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar del Instituto Social de la Marina (ISM), fue nombrada nueva directora. Martínez reemplaza en el puesto al gallego Luis Casqueiro, fallecido el pasado febrero debido al COVID. El sector pesquero celebró el nombramiento de Martínez, a quien conocen bien por ser uno de los principales enlaces entre la flota y las cofradías y el ISM, órgano de referencia para esta industria. “Habíamos mandado escritos al secretario de estado para solicitar que fuera ella la elegida”, explicó el secretario general de la patronal Cepesca, Javier Garat. Casqueiro, director del ISM desde 2011, era técnico superior de la Seguridad Social y había ejercido de director provincial del Instituto en Pontevedra. Martínez Carqués, por su parte, ejercer como subdirectora desde que fue nombrada en el año 2001.

Compartir el artículo

stats