10 de abril de 2019
10.04.2019
PROBLEMA LABORAL EN LOS BUQUES PESQUEROS

Armadores de Vigo embarcarán a partir de enero a los primeros alumnos de su FP dual

► ARVI prevé formar a bordo a una veintena de alumnos de mecánico mayor naval tras el acuerdo con el Instituto Marítimo ► Buscan atajar la escasez de tripulantes, sobre todo en gran altura

10.04.2019 | 01:41
Alumnos de la titulación de mecánico naval en el Instituto Marítimo-Pesqueiro de Vigo. // Adrián Irago

La Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI) y el Instituto Politécnico Marítimo Pesqueiro do Atlántico han sellado el acuerdo para lanzar la formación dual para el sector pesquero, lo que llevará a que una veintena de alumnos embarquen en buques de la flota olívica a partir de enero. La titulación elegida para esta "primera experiencia" en la ciudad -tras la consulta con el sector- será la de mecánico mayor naval, cuyo curso comenzará el próximo septiembre en tierra. "La idea está enfocada especialmente hacia la flota de gran altura, pero no está cerrada a ninguna flota", explica ayer el presidente de la cooperativa, Javier Touza.

La FP dual es una modalidad de formación profesional en la que se alterna la actividad laboral en una empresa con la formativa en un centro educativo. En el caso de la pesca, la iniciativa se presenta como una forma de atajar la escasez de tripulantes de la que viene alertando el sector pesquero desde hace meses. Para ello, el modelo a replicar es el que se lleva a cabo en países como Dinamarca o como inició Celeiro el año pasado para ciclos medios y en colaboración con el IES Universidad Laboral de Culleredo.

La FP dual viguesa será la primera enfocada al sector pesquero para una titulación superior y no se descarta que se amplíe a las demás en los próximos años. "Si la experiencia es exitosa, que creemos que sí, también se hará con el resto de ciclos", apunta Rosa Meijide, responsable del Servicio de Formación en la cooperativa.

Touza informa que ya existe un grupo de trabajo con armadores muy interesados en formar a alumnos en sus barcos, especilamente de Malvinas y otros caladeros lejanos como NAFO. La idea es lograr al menos una veintena de plazas, por lo que no está cerrado a ningún caladero. "El número dependerá de lo que ofrezcan las empresas, pero están muy convencidos porque lo ven necesario", comenta Meijide.

Inicio en tierra

Así, está previsto que el mes de septiembre sirva como punto de partida para el curso 2019-2020 en lo que respecta a la formación en tierra. Ya en enero -y hasta junio- las enseñanzas serán a bordo. Para el segundo año del curso -el 2020-2021- los alumnos repetirán la experiencia hasta mayo, dejando junio para el seguimiento y defensa del proyecto final. "La ventaja es que el alumnado hará los días de mar necesarios durante el curso para que al finalizar obtengan tanto el título académico como el profesional", explica Meijide, que también recuerda que este FP les permitirá "vivir la vida a bordo" y comprobar así si les gusta la profesión.

Las empresas conocieron ayer el proyecto de ARVI y el instituto de la mano de la propia Meijide y del gerente de los armadores, José Antonio Suárez-Llanos. En el encuentro también estaba la directora del centro, Engracia Trillo, y un representante de las becas Feuga (Fundación Empresa-Universidad Gallega). Y es que los alumnos cobrarán mientras se forman en los barcos: las armadoras abonarán a Feuga el importe pactado y será la fundación la que dé de alta al alumnado en el Régimen Especial del Mar y se encargue de las tramitaciones.

La previsión es que el periodo de matrícula se abra en junio tras la publicación en el DOG. A esta FP podrá acceder alumnado con bachillerato o ciclo medio (tendrán preferencia los titulados de ciclos marítimo-pesqueros) y, según les trasladó la Xunta, se eliminará el límite de edad de los participantes, "que estaba en 29 años".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook