09 de marzo de 2019
09.03.2019

La Xunta apela a eliminar burocracia para mejorar el uso del futuro fondo pesquero

Un informe del Cetmar lamenta la baja ejecución general del fondo actual y la vincula a la complejidad normativa

09.03.2019 | 20:16

El Cetmar (Centro Tecnolóxico do Mar), dependiente de la Consellería do Mar, ha elaborado un informe por encargo de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo en el que ha analizado tanto el actual como el futuro Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP), en el que ha concluido, entre otros aspectos, que es necesario eliminar burocracia para lograr que este instrumento sea efectivo y llegue a todos los potenciales beneficiarios.

El estudio lamenta la baja ejecución general del fondo actual y la vincula a la complejidad normativa. Así, ha destacado que si el anterior FEMP estaba regido por dos normas, el actual cuenta con 30.

"Esta maraña legislativa provocó que los estados miembros tardasen en aprobar sus programas operativos y las correspondientes órdenes y convocatorias de ayudas, lo que llevó a que, en muchos casos, pasasen más de dos años y medio del periodo de programación 2014-2020 hasta tener lo fondos disponibles", han explicado los profesionales del Cetmar.

El análisis de los expertos de la Consellería do Mar alerta, además, de que estas nuevas normas obligan a que los beneficiarios cumplan y documenten un número "muy elevado" de requisitos, con algunos países en los que hay que presentar hasta 19 documentos distintos para acreditar que alguien es apto para acceder al fondo.

"De hecho, la burocracia es tan elevada, que presentar una solicitud de ayudas al FEMP es de las más caras de todos los fondos estructurales y de inversión de la Unión Europea", asegura el informe.

Esto, según el Ejecutivo autonómico, provoca que los posibles beneficiarios opten solo por aquellas medidas que conocen mejor, más similares a las recogidas en el anterior fondo, y desechen otras que entienden que no se ajustan a la realidad.

Sobre innovación, el estudio considera que, una cofinanciación variable entre el 50 y el 100% y con un máximo de 150.000 euros, "hace difícil que salgan adelante innovaciones relevantes".

"Ante esta situación, el sector y los centros de investigación acuden a otros fondos, como el Horizonte 2020, porque financian el 100% de las inversiones y tienen presupuestos a la altura de los retos a los que se enfrentan", explica el estudio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook