15 de mayo de 2018
15.05.2018
Conservación de las aguas del suroeste Atlántico

Argentina y Malvinas retoman el contacto para proteger un caladero clave para Galicia

-Los gobiernos británico y sudamericano reanudan 12 años después la colaboración científica -La lucha contra la pesca ilegal, entre los objetivos principales -El sector gallego pide participar

15.05.2018 | 04:55
Firma del Memorándum de Entendimiento sobre la conservación de la Antártida. // FdV

Buenos Aires fue el escenario ayer de un encuentro histórico para la conservación de los recursos pesqueros del suroeste Atlántico. Argentina y Malvinas retomaron el trabajo de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur (SAFC, en inglés), que a partir de este momento se presenta como la mejor arma para combatir la pesca descontrolada en la frontera de las respectivas aguas jurisdiccionales y también como baluarte para controlar las capturas de calamar, tanto Illex Argentinus como Loligo, y de otras especies. La flota gallega se verá beneficiada con esta medida, ya que más de un centenar de embarcaciones gallegas o de capital de empresas de la comunidad autónoma participan en el caladero. Tal es la importancia que el sector pide que formar parte de estas reuniones, aportando los datos científicos recogidos por los observadores a bordo, sobre todo en el caso de Malvinas y aguas internacionales.

Tanto ayer como hoy los representantes científicos de ambos países se reúnen en la capital argentina por primera vez en 12 años. Por parte del Gobierno liderado por Mauricio Macri, la intención es la de "retomar las actividades de cooperación científica bilateral para la conservación de los recursos pesqueros en el Atlántico Sudoccidental". Desde las islas, por su parte, anunciaron que cuatro representantes del Departamento de Recursos Naturales acudirían a la cita. La legisladora Teslyn Barkman explicó que "participar de estas conversaciones brindará la oportunidad de avanzar en los esfuerzos por conservar nuestros recursos marinos y la sostenibilidad a largo plazo de los recursos de pesca que compartimos", según recogió el medio Mercopress.

Desde medios argentinos aseguraron la semana pasada que también está sobre la mesa la posibilidad de ampliar la vigilancia en la zona a través de la cooperación entre Malvinas y Argentina, lo que reduciría la capacidad de actuación de los buques que entran ilegalmente en aguas de ambos Gobiernos.

El sector ve con buenos ojos la medida. Así, el mismo medio recoge que el secretario de la Asociación de Empresas Pesqueras de las Malvinas, Stuart Wallace, enfatizó en su momento la necesidad que el sector estuviera representado en este nuevo diálogo. Una opinión que también comparte en Galicia el presidente la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), Javier Touza, que opina que "sería interesante contar también con los datos científicos recogidos por España". El empresario celebra como una "muy buena noticia" que vuelva la SAFC, ya que ve "necesario coordinar la gestión" en el caladero y espera que tenga un "impacto" en la "pesca desregulada de la milla 201", en la frontera marítima de argentina.

Ayer tuvo lugar uno de los primeros acuerdos para reafirmar la colaboración entre ambos países. Así, los responsables del Instituto Antártico Argentino (IAA) y su homólogo del Reino Unido, el British Antarctic Survey (BAS), suscribieron un Memorándum de Entendimiento que tiene por objetivo fortalecer y ampliar el marco de cooperación científica en la Antártida. Firmado por Rodolfo Sánchez y por Jane Francis



Javier Touza - Presidente de ARM

"Sería interesante contar también con los datos científicos recogidos por España"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook