Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Teodora, la crisálida de Bizancio

Jesús Maeso de la Torre

Teodora, la crisálida de Bizancio

En una mañana de junio del año 548, personas de toda clase y condición se agolpan en las calles de Constantinopla al paso del cortejo fúnebre de la todopoderosa emperatriz Teodora, esposa del emperador Justiniano. Nasica el Hispano, el eunuco que la acompañó toda su vida, decide escribir de su propia pluma la verdadera historia de Teodora para conjurar las difamaciones y calumnias. Y para dar fe de que jamás se vio ni se volvería a ver, ni en el antiguo ni en el nuevo Imperio romano, una mujer tan bella y astuta, capaz de medirse con sabios y gobernantes y que dejaría una huella perenne.

Compartir el artículo

stats