La Policía Nacional busca al okupa que podría haber provocado el incendio en Sanjurjo Badía

El inmueble estaba en obras de rehabilitación y, a raíz de una demanda judicial civil, iba a procederse el 5 de julio al desalojo de los okupantes

M. F.

Las llamas se originaron en la zona del portal y salieron por el tejado. La columna de humo se podía divisar desde distintos puntos de Vigo. Ocurrió este sábado en el número 189 de la populosa calle Sanjurjo Badía, en Teis, donde un incendio calcinó casi por completo un edificio de bajo y tres plantas que estaba en plenas obras de rehabilitación en cumplimiento de un requerimiento del Concello. De hecho, se le acababa de cambiar la cubierta. El inmueble estaba okupado y una de las propietarias llevaba al menos desde 2022 denunciando ante la Policía Nacional y en los juzgados de Instrucción vigueses dicha usurpación para que se procediese al desalojo de los okupas para el correcto desarrollo de las obras y por el riesgo de colapso del edificio, motivo por el cual precisamente se acometían los trabajos. Las otras dueñas también emprendieron la vía judicial y en su caso, tras archivarse la causa penal, tuvieron éxito en la jurisdicción civil, si bien, tras lo ocurrido ayer, la solución llega tarde: el Juzgado de Primera Instancia número 10 había ordenado el desahucio, que se iba a ejecutar este próximo miércoles 5 de julio.

“Desde hace casi dos años había un okupa que a su vez traía a más personas; he denunciado la situación de forma reiterada y, pese a todo, no se ha hecho absolutamente nada; tras este incendio, el edificio, en el que estaba haciendo una gran inversión económica, está para tirar; es culpa de la desidia judicial”, denuncia Celia Manzanero Lago, viguesa afincada en Madrid y arquitecta técnica de profesión que es dueña, a raíz de una herencia familiar, del 75% del edificio, construido en 1958. Comparte la propiedad con unas primas, que en su caso sí habían logrado que un juzgado civil ordenase el desalojo de los okupas, algo que se iba a materializar la próxima semana.

"Desde hace casi dos años había un okupa que a su vez traía a más personas"

Por la mañana

El fuego se originó minutos antes de las diez de la mañana en el portal del edificio, donde había efectos amontonados, como ropa, restos de una lavadora o un neumático. Por el “efecto chimenea” las llamas subieron hasta el tejado, que, junto a la buhardilla y las escaleras de madera, quedó destrozado. En la segunda planta los daños también eran evidentes y la menos afectada fue la primera. La escasez de bomberos en el parque municipal de Teis obligó a que tuvieran que trasladarse efectivos desde Coruxo.

Al parecer, testigos dijeron que, antes del incendio, vieron como una persona abría la puerta del edificio y tiraba algo dentro

La Policía Nacional investiga los hechos para tratar de esclarecer si el fuego fue accidental o intencionado. Las primeras hipótesis apuntan como sospechoso al okupa de la primera planta del inmueble, que podría haber provocado el incendio, tal y como confirmaban a última hora de la tarde de ayer fuentes de la Policía Nacional. El hombre está identificado y los agentes lo están buscando. Esta teoría coincide con lo declarado por varios testigos que, antes del incendio, vieron como una persona abría la puerta del edificio y tiraba algo dentro.

El fuego obligó a desalojar a los vecinos de los edificios colindantes y a los clientes de una cafetería.