El 12 diciembre. Es la fecha que el alcalde, Abel Caballero, acaba de dar para la apertura del túnel de Lepanto, una conexión que aliviará el tráfico de forma importante en la urbe. "Ya está preparado. Solo necesitamos el permiso de Transportes. Estamos dialogando", apuntó el regidor antes de indicar que el paso subterráneo para comunicar el centro con la AP-9 "va a ser un gran facilitador del tráfico en Vigo" porque permitirá desahogar "la zona más sensible del tráfico en la ciudad", el cruce de Gran Vía, Urzáiz y Lepanto.

Más novedades: avanzó el alcalde que, a mediados de febrero, se cortará el túnel hasta mediados de marzo por las obras del Halo, que "avanzan muy rápido". "Elevaremos el Halo a mediados de febrero y se acabará la colocación a mediados de marzo. Se suspenderá un mes el acceso a la ciudad por la AP-9 un mes. Todo irá por Isaac Peral", apostilló.