BLACK FRIDAY 50% Dto + 1mes Gratis Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En este coro todas las voces son bienvenidas

Carmen Rosende y Alberto Sánchez crean un coro diverso e inclusivo dirigido al colectivo LGTBIQ+ y a cualquier persona aficionada

La directora del coro, Carmen Rosende, al piano, junto a algunos de sus miembros. JOSE LORES

Las formaciones y repertorios tradicionales no facilitan el encaje de todas las sensibilidades ni condiciones vocales, pero un nuevo coro acaba de echar a andar en Vigo con el objetivo de convertirse en “un espacio de respeto, creación y diversión” en el que convivan las personas LGTBI+ o de cualquier otro colectivo bajo el denominador común de la afición por la música. Carmen Rosende y Alberto Sánchez, fundadores de la escuela de canto Singgular, están detrás de este proyecto que ya cuenta con una decena de integrantes.

Los ensayos en el propio centro, ubicado en Couto San Honorato, comenzarán de forma inminente, pero el proceso de admisión sigue abierto: “Nuestra escuela ya es inclusiva en todos los aspectos y la atención es personalizada porque cada voz es un mundo. Y queremos que al coro venga todo aquel que le apetezca. Lo habitual en estas formaciones es que sus integrantes se tienen que adaptar a las voces de soprano, mezzo, tenor... Pero no toda la gente entra en esos parámetros. Nosotros haremos nuestros propios arreglos en función de sus características”.

Esta posibilidad, que pocos coros contemplan hoy en día en Galicia, también puede ayudar a quienes afrontan un cambio de sexo. “La laringe cambia de tamaño con los tratamientos hormonales y la voz cambia de forma muy rápida. He acompañado a muchas personas en esta transición y hay momentos en los que están muy confusos y nos saben dónde colocar la voz. Me gustaría darles un podo de soporte, ayudarles a encontrar su nueva voz. Y, por otra parte, también ayudarles a aceptarse y a compartir. En nuestra escuela somos personas, nada más. La inclusión y la tolerancia son nuestra normalidad”, añade Rosende.

Carmen Rosende y algunos de los miembros del coro, en la escuela Singgular. JOSE LORES

La elección de estilo y de repertorio será de los propios miembros del coro, aunque todo apunta a que se decantarán por temas actuales y entretenidos: “Llevo muchos años dando clases de canto y, aunque a mí la clásica me gusta y hay coros maravillosos, la mayoría de alumnos quieren cantar música moderna. También es verdad que la clásica a veces es un poco más encorsetada y no hay mucha cabida para ciertas voces”.

La voz y el canto son la “pasión” de Rosende, que será la encargada de dirigir el coro. Por su parte, Alberto Sánchez, con estudios de piano, musicología y composición, y responsable de las clases de piano y armonía en la escuela, llevará a cabo los arreglos. Y los interesados en unirse al proyecto pueden solicitar una cita a través del correo o el teléfono que aparece en la página web de la escuela (singgular.es).

“Va ser muy bonito el momento en el que ya tengamos un pequeño repertorio y podamos ofrecer alguna actuación en Vigo para que el público disfrute con nosotros y solo vea sobre el escenario a un grupo de personas haciendo música”, destaca Rosende.

El panorama musical de la ciudad, donde los coros cuentan con gran tradición e incluso existe ya algún proyecto similar, está a punto de enriquecerse con una formación de carácter profesional “abierta a todos” y que también contribuirá desde el escenario a derribar barreras inconcebibles en pleno siglo XXI.

Compartir el artículo

stats