Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El arte (también) como herramienta terapéutica

MARCO y Afaga aúnan fuerzas contra el Alzheimer y la demencia

Representantes del Concello, CaixaBank, AFAGA y MARCO ayer en la presentación. | // M.G.BREA

El trabajo de un museo de arte contemporáneo no es solo acoger la exhibición de obras artísticas de nuestro tiempo. Tampoco se trata solo de generar espacios en los que dar cobijo a la heterogeneidad del trabajo y las sensibilidades de los artistas de una época extremadamente prolífica. Una de los motores que los mueve –también al arte– es ser útil al conjunto de la sociedad. Eso es algo que en el Museo de Arte Contemporánea de Vigo (MARCO) tienen bastante claro y que, ayer, en el cierre de su campaña junto a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer e outras Demencias de Galicia (Afaga) lo ratificaron públicamente.

El proyecto, Autorretratos en el tiempo, se engloba dentro del área de Didáctica del MARCO y Afaga, que llevan trabajando conjuntamente desde diciembre de 2021 con la elaboración de multitud de talleres de sensibilización bajo la supervisión del pintor vigués Din Matamoro.

Con la participación de personas mayores afectadas de Alzheimer y público infantil entre siete y doce años, esta propuesta intergeneracional ofreció “muy buenos resultados” como expresaron tanto desde el museo y Afaga, como la concelleira Benestar Social, Yolanda Aguiar, y los representantes de CaixaBank. Lo argumentaron tanto por la acogida de los usuarios –quince asistentes habituales en cada sesión– como por sus objetivos cualitativos, demostrando el valor de la experiencia artística como recurso terapéutico, como herramienta de sensibilización, como reflexión individual y grupal, y como vía de socialización.

Desde 2021, el área de Didáctica del icono vigués de los museos, bajo el lema “MARCO inclusivo”, ha reforzado y ampliado su oferta “con el objetivo de identificar necesidades, crear recursos, facilitar espacios e instrumentos para la inclusión, y llegar a públicos diversos”. En este epígrafe se incluyen tanto la programación para escolares –en paralelo a las exposiciones temporales, con propuestas diferenciadas para cada grupo de edad–, como los talleres infantiles, las visitas y talleres para grupos con necesidades específicas, y otros proyectos en colaboración con diferentes asociaciones y colectivos.

El trabajo sigue en verano

En este mismo campo de sensibilización, divulgación y pedagogía, desde el MARCO adelantan que, durante el verano, su actividad no cesará, sino que retomará el ritmo perdido en la pandemia. Este año incluye, además de talleres infantiles, un “innovador” programa destinado a público familiar. Se trata de laboratorios de experimentación y creación en familia cuyo objetivo es generar espacios y procesos abiertos para mayores y pequeños. Cada sesión, basada en procesos creativos de diferentes artistas, invitará a los asistentes a investigar, jugar, explorar y reflexionar sobre las propiedades físicas, gráficas, estéticas y sensoriales de la materia.

Compartir el artículo

stats