Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Vigo

Zona Franca licita por 2,1 millones la obra del parking de A Laxe para reabrir en abril

Los trabajos arrancan en septiembre | La “desrobotización” del subterráneo recuperará uno de los principales pulmones de aparcamiento del Casco Vello

El parking robotizado de A Laxe lleva años sin actividad. | // M.G. BREA

Segundo intento para desrobotizar el parking de A Laxe y devolver al Casco Vello uno de sus principales espacios de aparcamiento. La Zona Franca ha vuelto a licitar las obras para convertir este subterráneo robotizado en convencional por un monto de 2,1 millones de euros (IVA incluido), con el objetivo de iniciar las obras en septiembre y que el aparcamiento pueda reabrir sus puertas en abril del próximo año.

Se trata de la tercera oferta presentada por el Consorcio en menos de un año. Este concurso sustituye a uno anterior que se había adjudicado Dragados y que se suspendió por la pandemia. La prolongación de la concesión por parte del Puerto hasta el año 2050 llega gracias al protocolo suscrito para “el impulso y desarrollo socioeconómico de Vigo y su área de influencia” entre ambas entidades.

Este documento, que también afecta a otros proyectos como la reorganización de la terminal de Bouzas, permite recuperar un proyecto que sumará 500 plazas nuevas a las 180 supervivientes de la distribución original. Esto se logrará gracias a la prolongación de los 7.650 metros cuadrados actuales con otros 11.000 bajo los jardines de As Avenidas, en dirección a la Praza da Estrela.

Este paso resulta definitivo para el fin del que fue el segundo parking robotizado de España. Inaugurado el 28 de octubre de 1999, el sistema sufrió constantes averías y problemas técnicos que disparaban sus ya de por sí elevados costes de mantenimiento. Su licencia fue otorgada en 1995 por un período de 30 años, aunque lleva cerrado desde el verano de 2018 al quedar obsoleto dicho sistema.

Precisamente entonces, la junta directiva del Real Club Náutico trató de conseguir la misma prórroga antes de hacerse con la gestión directa del subterráneo, aunque pese al apoyo de varias administraciones no llegarían a subsanar su déficit de plazas. Ahora, contarán con medio millar más aunque no bajo su titularidad, como pretendían inicialmente.

Compartir el artículo

stats