Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La matriculación de vehículos en la urbe cae a los niveles más bajos de la crisis

La tendencia está asociada a la pandemia y es similar en todo el Estado

Atasco en la calle Urzaiz de Vigo Marta G. Brea

Las matriculaciones de vehículos en la ciudad de Vigo se han desplomado desde que irrumpió el coronavirus. La tendencia a la baja venía definiéndose desde un pequeño pico en 2018 y se aceleró a partir de marzo de 2020. Así se desprende de los últimos datos actualizados del Insituto Galego de Estatística (IGE), que corroboran que los datos de matriculaciones del pasado febrero solo son comparables a los años centrales de la crisis económica. Es decir, entre 2012 y 2014. Entonces y ahora, en Vigo se matriculan al mes alrededor de 320 nuevos vehículos, aunque hay pequeños picos.

En cualquier caso, Vigo no es una excepción. La tendencia en todo el Estado español es similar si se atiende a los dos últimos años. La incertidumbre y la crisis económica derivadas de la pandemia ha frenado, en buena medida, la adquisición de vehículos. Esencialmente turismos.

En un comunicado al cierre del trismestre, la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) ha atribuido la caída de las matriculaciones de vehículos al “disparatado” precio de los carburantes.“La subida en el precio del combustible ha desincentivado las compras”, señalaba el director general de Ancove, Eric Iglesias. Los únicos que se salvan, son los vehículos eléctricos cuyas ventas acumulan un crecimiento del 112% en el primer trimestre de 2022 para todo el Estado.

La excepción de las motos

Destaca, eso sí, un repunte en la matriculación de motocicletas, que no alcanazaban este ritmo de crecimiento –en torno al centenar mensual– desde antes de la crisis financiera de 2008.

Compartir el artículo

stats