Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Expertos de la Universidad de Vigo patentan una molécula con potencial contra el cáncer de páncreas

El grupo liderado por Yagamare Fall y Generosa Gómez en la Facultad de Química ha conseguido una licencia internacional junto con una farmacéutica catalana

Los catedráticos Yagamare Fall y Generosa Gómez, en el centro, con el resto de investigadores de su grupo, en la Facultad de Química. | // RICARDO GROBAS

Investigadores de la Universidad de Vigo han conseguido una patente internacional para una nueva molécula derivada de la vitamina C con potencial para su uso en fármacos contra el cáncer de páncreas. El grupo que dirigen los catedráticos Yagamare Fall y Generosa Gómez firma esta licencia junto a la empresa catalana Suigeneris Farmacosmetics, que se ha ocupado de los ensayos biológicos.

El equipo vigués cuenta con una larga trayectoria en la síntesis de moléculas con interés farmacológico para su aplicación en tratamientos contra el alzhéimer, el cáncer o el sida. De hecho, forma parte de un consorcio estatal liderado por la compañía vasca Faes Farma, del que también participan el CIC Biogune y la Fundación Jiménez Díaz, para el desarrollo de un nuevo fármaco contra la osteoporosis.

Y su actividad investigadora ya ha dado lugar a más de una decena de patentes. “Estamos muy contentos por esta nueva consecución. La colaboración con Suigeneris Farmacosmetics ha sido bastante fructífera y han visto el potencial de esta molécula no conocida que hemos sintetizado en Vigo. Ya han realizado ensayos biológicos y ahora se trata de conseguir financiación para seguir avanzando con ensayos in vitro que permitan ratificar sus propiedades antitumorales. La idea sería hacer lo mismo que con Faes Farma”, explica Yagamare Fall.

Integrantes del grupo de investigación en su laboratorio de Química. Ricardo Grobas

Los expertos vigueses también acaban de publicar en la revista Organic Chemistry Frontiers un artículo sobre la síntesis de otra serie de moléculas que podrían ser de interés frente a las enfermedades autoinmunes, el cáncer y los trastornos neurológicos. Y han colaborado con investigadores del Instituto de Genética y Biología Molecular y Celular de Francia y la Universidad de Dakar.

Su estudio ha merecido además la portada de la publicación del mes de marzo, en la que Fall hace un homenaje a su país de origen, Senegal, incluyendo una imagen del Monumento al Renacimiento Africano. Ya hizo lo mismo hace algunos años incluyendo en otra portada la icónica estatua ecuestre de la Plaza de España como un guiño a la ciudad de Vigo.

Detalle de la portada de la revista.

“Nos hizo ilusión que considerasen que nuestra investigación merecía estar en la portada”, reconoce el catedrático sobre un estudio enfocado en seis nuevos análogos del colesterol Gemini que se unen deforma eficiente a un tipo de receptores que despiertan “gran interés” en la comunidad científica porque regulan el mantenimiento del ritmo circadiano y la respuesta inmune frente a distintas enfermedades.

“Tenemos el know-how, pero hoy en día es muy difícil conseguir financiación si no formas parte de agrupamientos o centros singulares. Hay mucha gente que tira la toalla. Y además la síntesis orgánica cuenta con mucho menos apoyo del ministerio que otros ámbitos. Desde hace años, somos capaces de seguir adelante con nuestra investigación gracias a las colaboraciones con empresas, que aprecian nuestro trabajo y saben que cumplimos”, critica Fall.

El catedrático también advierte sobre la “burbuja” generada en torno a las revistas científicas: “Hemos entrado en un círculo de publicar o morir y no todo lo que se admite tiene calidad. Es necesaria otra forma de evaluar la investigación”.

Compartir el artículo

stats