Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Morano Médico especialista en enfermedades infecciosas en el Chuvi

“El 15% de las personas con VIH desconoce su infección”

“Más de 1.900 pacientes reciben tratamiento antirretroviral en el área de Vigo, pero hay gente que se niega a medicarse”

El doctor Luis Morano Amado, en su consulta en el hospital Álvaro Cunqueiro. / MARTA G. BREA

El doctor Luis Morano Amado es médico adjunto en la unidad de patologías infecciosas del área sanitaria de Vigo y es un auténtico referente a la hora de hablar de patologías como el VIH o la hepatitis. Es además uno de los coordinadores científicos de las jornadas sobre estas enfermedades que se celebrarán los días 28, 29 y 30 de enero en Afundación, y analiza para FARO la situación actual del VIH en la ciudad y cómo ha afectado la pandemia del COVID a estos enfermos.

–Llevamos casi dos años de pandemia. ¿Cómo ha afectado el coronavirus al diagnóstico de pacientes con enfermedades como VIH o hepatitis? ¿Ha habido retrasos y muchos casos sin diagnosticar?

–Los últimos datos analizados sobre casos de infección por VIH, que corresponden a diagnósticos en 2020, muestran una disminución en el número de nuevos casos de infección VIH respecto al año previo de aproximadamente un 40%. Estos datos se atribuyen a diferentes factores relacionados con la pandemia, como la infranotificación debida a la sobrecarga de los sistemas autonómicos de vigilancia, infradiagnóstico de VIH debido a dificultades de acceso al sistema sanitario durante el año 2020, así como una posible reducción de la incidencia de VIH atribuible al confinamiento y a las medidas de distanciamiento social puestas en marcha para contener el COVID. Sobre nuevos casos de infección por virus de hepatitis no hay datos poblacionales oficiales. Algunos análisis de programas de eliminación de hepatitis C, sugieren un retraso diagnóstico que pueden dificultar el objetivo de la eliminación para 2023-2024.

–¿Cómo puede afectar el COVID a las personas que se contagian y que padecen también enfermedades como VIH?

–En aquellas personas que viven con VIH, en seguimiento médico, con buena adherencia al tratamiento antirretroviral (TAR), no se ha demostrado hasta el momento que tengan un riesgo aumentado de complicaciones por la infección del virus SARS-Cov-2. En España, el 97% de las personas con infección por VIH están en TAR y un 90% tienen la carga viral suprimida.

–¿Es más alta la incidencia del coronavirus en estos pacientes o es similar a la de la población general?

–En general, no se ha demostrado una mayor incidencia en este grupo de pacientes, aunque como ya hemos comentado, en nuestro país, la mayoría de las personas con infección VIH están correctamente tratadas. La excepción serían aquellas personas con VIH no controlado (sin tratamiento, con elevado nivel de inmunosupresión y carga viral elevada) en las que algunos estudios sugieren una tasa de incidencia más elevada a la de la población general.

“El objetivo a largo plazo es conseguir una medicación que permita eliminar el VIH y una vacuna preventiva”

decoration

–¿Se ha llegado a la excelencia en el tratamiento frente al VIH o todavía se puede mejorar?

–El tratamiento antirretroviral actual para el VIH es eficaz, seguro y se adapta al estilo de vida del paciente. Otro aspecto importante a mejorar es conseguir que la calidad de vida relacionada con la salud mejore en estos enfermos, y eso entre otros conceptos incluye la eliminación del estigma y la discriminación asociados al VIH y al SIDA, garantizando la igualdad de trato y de oportunidades, la no discriminación, el respeto de los derechos fundamentales y la diversidad de las personas con el VIH. En la actualidad se están investigando medicaciones que puedan administrarse por vía oral cada siete días o incluso mensualmente, y por otra parte se está iniciando el desarrollo de fármacos con una vía de administración diferentes a la oral que inicialmente podrán administrarse cada 8 semanas, y probablemente a medio plazo en intervalos mas prolongados (seis meses o períodos superiores). Un objetivo a más largo plazo sería alcanzar la curación del VIH mediante nuevas estrategias de tratamiento que permitan eliminar el virus en el paciente infectado y conseguir una vacuna preventiva.

–¿Cuántas personas padecen VIH en la actualidad en Vigo?

–La cifra de personas que reciben tratamiento antirretroviral en el área sanitaria de Vigo supera las 1.900. Pero debemos considerar que por diversas razones, por ejemplo la negativa del paciente, un número reducido de personas conocen su infección por el VIH y no reciben tratamiento o incluso no realizan ningún tipo de control medico. La mejor noticia que podemos extraer de estas cifras es que más del 90% de las personas tratadas tienen una carga viral plasmática indetectable, es decir, no transmite el virus por vía sexual. La mala noticia es que se estima que una cifra cercana al 15% de las personas infectadas son desconocedoras de su infección, y por lo tanto son las personas que podrían contribuir a que se produzcan nuevas infecciones, al tiempo que corren un grave riesgo para su salud individual al no conocer su estatus de persona infectada por el VIH.

“El año pasado en el Cunqueiro se iniciaron 140 nuevos tratamientos para la hepatitis C”

decoration

–¿Se ha dejado de lado patologías como VIH o la hepatitis para destinar más recursos al COVID?

–En absoluto. Desde el inicio de la pandemia no podemos negar que se produjera un menor numero de diagnósticos o retraso en el mismo relacionado por una parte con las medidas de confinamiento establecidas para la población general y la saturación de recursos asistenciales como la Atención Primaria, o puntualmente en los centros hospitalarios. Una vez comentado lo anterior, todos los pacientes con infección VIH o hepatitis viral han sido atendidos y tratados sin ningún tipo de restricción, con los últimos avances terapéuticos. Como ejemplo, en la unidad de patologías infecciosas del hospital Álvaro Cunqueiro durante el año 2021 se iniciaron 140 nuevos tratamientos para la Hepatitis C, lo que pone en evidencia que no se desvió ningún recurso asistencial o terapéutico destinado a estos pacientes para la asistencia a otras enfermedades.

Compartir el artículo

stats