Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entierro 3.0: el último adiós vía “streaming”

Los sepelios digitales, cada vez más frecuentes en Vigo.

Si el teletrabajo es una de las consecuencias que trajo consigo la pandemia y que llegó para quedarse, el “telefuneral” es posible que también lo haga. Buena muestra de ello son los avances tecnológicos que se están implementando en los tanatorios para dar el último adiós a los seres queridos. Uno de los más aventajados en este campo, es el Vigo Memorial que, en el confinamiento empezó a ofrecer el servicio de streaming para los velatorios de las incineraciones. A través de cinco conexiones por familia, los allegados pueden asistir a toda la cremación en directo desde el ordenador de su casa. Las medidas COVID impedían las agrupaciones de personas en lugares pequeños y de este modo las familias se sentían más cerca de sus difuntos.

“Nosotros facilitamos una clave para que la familia pueda conectarse por wifi a nuestra página media hora antes del sepelio y velar al difunto; también se puede ver la incineración. La plataforma se abrió para que los familiares impedidos, o confinados por COVID puedan despedirse de su ser querido”, explica Chelo García, del tanatorio del Vigo Memorial. También tienen un servicio de recepción y recogida de pésames vía correo electrónico que se entregan en mano a los allegados y se contestan. Hace tan solo 20 días, un nuevo servicio del tanatorio ha sorprendido a los usuarios del tanatorio que decidieron probar la experiencia.

Se trata de la “despedida online” en un libro virtual, donde se recogen las fotos, las condolencias y los mensajes que familiares y seres queridos han enviado a una plataforma habilitada expresamente para ello. Se nombra un administrador –alguien vinculado a la familia– quien decide las fotos que se suben o los mensajes que se emiten en el libro digital. Todo sucede casi en tiempo real. Una gran pantalla colocada en el propio tanatorio será la encargada de reproducir todo el contenido a lo largo del día de reunión en la sala habilitada para acompañar a la familia del fallecido. En el libro se pueden leer también los pésames recibidos de amigos y allegados desde cualquier parte del mundo, y también las fotos y mensajes que suben hijos, nietos y familiares del fallecido para rendirle homenaje. “Al final del sepelio se le entrega a la familia un dispositivo donde es almacenado todo el material y los mensajes de apoyo recibidos”, afirma Chelo.

Si los tanatorios se reinventan, las familias también. Los primeros funerales por streaming están empezando a ser más que habituales. En una de las esquelas publicadas ayer en FARO, los familiares ofrecieron la oportunidad de asistir al servicio regilioso que fue retransmitido por Zoom. En ella se detallaba la clave de identificación y la contraseña que permitía el acceso.

Ante la posibilidad de que los fallecidos queden solos en ese último viaje, tanatorio y funerarias facilitan a las familias seguir en streaming el responso o el funeral que el párroco celebra en solitario –o con un número muy reducido de allegados– por su familiar y reunirse telemáticamente con amigos y seres queridos compartiendo así el dolor de manera colectiva. La pionera en este tipo de ofertas fue una funeraria de la localidad coruñesa de Abegondo, y ahora Vigo se suma al abanico de posibilidades que ofrecen las herramientas digitales: “La verdad es que es precioso, queda muy bien y le da un punto de cercanía y emoción ver a los ya difuntos en las fotos recordando los mejores momentos de su vida, con sus hijos o sus nietos, pues es bonito”, destaca.

Lo cierto es que como comunidad social que somos, el contacto, tiene un papel central en el duelo que debemos atravesar. Es necesario compartir las sensaciones y recordar al familiar. Es parte de la superación del dolor que produce este duro trance. No hay que olvidar que, probablemente, la pandemia nos obligó a repensar una nueva forma de recibir a los vivos y también de despedir a los muertos. Todas las ayudas son pocas cuando se trata, por ejemplo, de transmitir un último adiós.

Compartir el artículo

stats