Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo despide al “Lord of the Highlands”

El “Lord of the Highlands”, atracado en Vigo.

El minicrucero de lujo transformado en Vigo Lord of the Highlands tiene las horas contadas en la ciudad en la que permanece desde hace tres años. En todo este tiempo y una vez culminada su renovación, ha tenido que sufrir los efectos de la pandemia, lo que llevó a su armador, Magna Carta Steamship Ltd. con sede en Londres, a renunciar a su compra. El proyecto constructor fue liderado por el estudio de arquitectura naval Oliver Design, que en 2000 llevó a cabo una metamorfosis similar reconvirtiendo un antiguo transbordador griego en el lujoso minicrucero Lord of the Glens para el mismo armador.

Debido a la irrupción del COVID, Magna Carta se vio obligada a la suspensión de su actividad (como todas las operadoras de cruceros), durante más de un año, con las consecuentes pérdidas, por lo que renunció a la embarcación que pasó a manos de la empresa transformadora, quien tuvo que asumir la difícil tarea de colocarla en el mercado. A partir de ahí, el Lord of the Highlands fue puesto en el escaparate y tras no pocos intentos con operadores turísticos españoles, griegos, estadounidenses y australianos, a finales del pasado mes fue vendido a Hebridean Island Cruises, otra firma que también opera en Escocia con el Hebridean Princess, un crucero de líneas clásicas y de gran popularidad en su país desde su inauguración en 1964. De esta forma, el Lord of the Highlans no se aparta de su hoja de ruta inicial ya que operará casi exactamente en la misma ruta para la que había sido encargada su transformación, ahora bajo los colores de Hebridean Cruises.

Para trasladar los 45 metros de eslora por 10 de manga y 737 toneladas brutas del Lord of the Highlands hasta los muelles escoceses de Inverness, su nuevo puerto base, se encuentra estos días en Vigo el remolcador de altura MTS Viscount, llegado desde Puerto Rico. El hoy Lord of the Highlands llegó a Vigo desde Istambul en octubre de 2018 como Necdet Ali Yildirim, uno más de los populares ferris que atraviesan el estrecho del Bósforo. Tras una profunda reconversión en la que participó activamente el naval local con firmas como Armada, Insenaval, Gestido, Solem, Carpinautic y Protecnavi, Oliver Design transformó la práctica totalidad de los interiores del buque que ahora ofrece una más que lujosa habilitación para 50 pasajeros y 17 tripulantes que navegarán a través de la mágica costa escocesa invadida por islas, estuarios, lagos y no pocas tradiciones y leyendas como la del famoso monstruo del lago Ness, en cruceros de 5 a 7 noches, con precios a partir de unos 1.200 euros por persona.

Compartir el artículo

stats