Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 81% de los titulados de la UVigo ejercen tareas que les permiten teletrabajar

Un joven teletrabajando.

Un joven teletrabajando.

Progresivamente los trabajadores de las empresas, administraciones y entidades han ido volviendo a la presencialidad, ya sea de forma total o parcial, tras estar meses ejerciendo sus tareas desde casa debido a la pandemia. En las conclusiones previas del estudio sobre el impacto laboral de la segunda oleada de la pandemia en las personas tituladas impulsado por el Observatorio de la UVigo entre septiembre y diciembre de 2020, la mayoría (el 81%) afirma que sus tareas laborales se pueden ejercer desde casa, ya sea de forma parcial (41,9%) o total (39,1%). Solo dos de cada diez encuestados consideran que su trabajo no lo pueden desarrollar a distancia. No solo eso, sino que más del ochenta por ciento de los titulados de la UVigo preferirían teletrabajar al menos un día a la semana. Concretamente, el 45,7% de los encuestados refirió que le gustaría desarrollar su jornada laboral desde casa entre dos y tres jornadas semanales, el 14% cuatro días y un 13,7% todo el tiempo. Un 9,3% prefiere ejercer sus tareas a distancia solo un día y un 17,4% se inclina por acudir siempre a la oficina.

En este estudio, el Observatorio de la UVigo, un proyecto del Consello Social, también ha cuestionado a los titulados sobre los cambios necesarios para que pudiesen incrementar su porcentaje de teletrabajo. Las conclusiones son muy ilustrativas. Porque el 47,7% de los antiguos estudiantes de la universidad viguesa afirma que podría teletrabajar más si contasen con mejores recursos técnicos, “lo que pone de manifiesto la existencia de carencias en el uso de dispositivos portátiles, herramientas, sistemas de seguridad y de información preparados para el trabajo remoto, así como que no todas las empresas o entidades dotan a sus empleados de ordenadores, aplicaciones y comunicaciones”. Con el 46,7%, el segundo factor referido para incrementar el teletrabajo es la voluntad por parte de las empresas. Otras circunstancias son la confianza de los mandos superiores o la aceptación por parte de los clientes o los proveedores, además del compromiso y responsabilidad de los propios empleados. También se apunta la necesidad de la mejora en la organización de las tareas de las personas que teletrabajan, “lo que evidencia disfunciones en el seno de las organizaciones”.

La visión de los titulados

de la UVigo sobre el teletrabajo

19%

17,4

9,3

No pueden

hacer sus tareas

desde casa

TIEMPO DE

TELETRABAJO

DESEADO

(%)

POSIBILIDAD

DE

TELETRABAJAR

13,7

81%

Pueden

desarrollar

sus tareas

laborales

desde casa

14

45,7

Un solo día

2-3 días semanales

4 días a la semana

Todos los días

Prefiere no

teletrabajar

Principales

inconvenientes

86,1%

Falta de

contacto social

Principales ventajas

60,4%

77%

Confusión entre

el horario

laboral y la

vida personal

Reducir el tiempo

de desplazamiento

60,2%

Ahorro de gastos

de desplazamiento

35,6%

Sobrecarga

de trabajo

39,9%

Pasar más tiempo

con la familia

32,8%

33,7%

Asumir costes

que debería

cubrir la empresa

Contribuir a la mejora del

medio ambiente

24,1%

29,3%

Aumento de la

productividad

Falta de

recursos

técnicos

Hugo Barreiro

La visión de los titulados

de la UVigo sobre el teletrabajo

9,3

17,4

TIEMPO DE

TELETRABAJO

DESEADO

(%)

13,7

14

45,7

Un solo día

2-3 días semanales

4 días a la semana

Todos los días

Prefiere no

teletrabajar

19%

81%

No pueden

hacer sus

tareas

desde casa

Pueden

desarrollar

sus tareas

laborales

desde casa

POSIBILIDAD

DE

TELETRABAJAR

Principales ventajas

77%

60,2%

Ahorro de gastos

de desplazamiento

Reducir el tiempo

de desplazamiento

39,9%

33,7%

Pasar más tiempo

con la familia

Contribuir a la mejora del

medio ambiente

Principales inconvenientes

86,1%

60,4%

Falta de

contacto social

Confusión entre el horario

laboral y la vida personal

Hugo Barreiro

35,6%

32,8%

Asumir costes

que debería

cubrir la empresa

Sobrecarga

de trabajo

La visión de los titulados

de la UVigo sobre el teletrabajo

19%

17,4

9,3

No pueden

hacer sus tareas

desde casa

TIEMPO DE

TELETRABAJO

DESEADO

(5)

POSIBILIDAD

DE

TELETRABAJAR

13,7

81%

Pueden

desarrollar

sus tareas

laborales

desde casa

14

45,7

Un solo día

2-3 días semanales

4 días a la semana

Todos los días

Prefiere no

teletrabajar

Principales

inconvenientes

86,1%

Falta de

contacto social

Principales ventajas

60,4%

77%

Confusión entre

el horario

laboral y la

vida personal

Reducir el tiempo

de desplazamiento

60,2%

Ahorro de gastos

de desplazamiento

35,6%

Sobrecarga

de trabajo

39,9%

Pasar más tiempo

con la familia

32,8%

33,7%

Asumir costes

que debería

cubrir la empresa

Contribuir a la mejora del

medio ambiente

29,3%

24,1%

Aumento de la

productividad

Falta de

recursos

técnicos

Hugo Barreiro

Respecto a los principales atractivos del trabajo en remoto en un contexto marcado por la pandemia, la mayoría de encuestados (77%) por el observatorio de la UVigo ven en la reducción del tiempo de desplazamiento la principal ventaja. A continuación y también relacionado con este factor, seis de cada diez titulados valora positivamente el ahorro en gastos de desplazamientos laborales. El 39,9% de antiguos estudiantes de la UVigo, por su parte, cree que el teletrabajo les permite pasar más tiempo con la familia. Otros de los beneficios apuntados por los antiguos estudiantes universitarios son el aumento de la productividad y la protección del medio ambiente al no tener que utilizar a diario sus coches.

Pero ejercer las tareas desde casa también tiene inconvenientes. Para los titulados de la UVigo, el principal es la falta de contacto social, seguido por la dificultad para separar el horario laboral y personal y, en menor proporción, la sobrecarga de trabajo. Además, un 32,8% de los encuestados alude que el teletrabajo imputa al empleado costes que deberían ser asumidos por la empresa. Otras desventajas serían la ausencia de recursos técnicos y la pérdida de oportunidades de progreso en la carrera profesional.

Destinos fuera de España

Tal y como avanzó FARO, este informe del Observatorio revela que casi uno de cada diez titulados en la Universidade de Vigo trabaja fuera de España. A nadie se le escapa que en los últimos años la emigración de jóvenes en busca de un futuro mejor fuera del país ha sido una práctica habitual. E históricamente el Reino Unido ha sido el lugar extranjero preferido para asentarse a nivel profesional. Pero ahora, por primera vez, Alemania ha desbancado a las islas británicas como el país que acoge a más titulados de la UVigo trabajando.

Concretamente el 19,2% de los antiguos estudiantes que emigraron están asentados en el país germánico, mientras que el porcentaje de los que están ejerciendo en el Reino Unido ha caído hasta el 17,5%. Es, por tanto, un sorpasso. Los datos los confirma el último estudio elaborado por el Observatorio de Personas Tituladas sobre la UVigo que analiza el impacto de la pandemia entre sus egresados, concretamente durante la segunda ola. Y entre la información que se extrae del documento, llama sin duda la atención el cambio en la preferencia de los antiguos alumnos a la hora de elegir un destino para trabajar. Uno de los principales motivos, sin duda, es el Brexit.

Compartir el artículo

stats