Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paco Ibáñez | Cantante

“Hay canciones que cuanto más escuchas, más te emocionan; eso es la música”

El embajador de la poesía e histórico cantante actuará este sábado a las 20.00 en el Mar de Vigo, en el Festival TerraCeo

El cantante Paco Ibáñez.   | // S. BARBIER

El cantante Paco Ibáñez. | // S. BARBIER

No hizo falta introducirlo en la entrevista ni preguntarle por su concierto de este fin de semana en Vigo para que rompiese a cantar. Primero, con algunos versos de su “hermano”, el escritor vigués Antonio García Teixeiro.

“¿Que ocorre na terra?

¿Que ocorre, rapaz?

Se son pesadelos,

eu quero espertar”

Hasta Celanova viajó después entonando los versos de Chove, del poeta Celso Emilio Ferreiro, cuya cuenta pendiente con su mujer María Luisa Moraima piensa saldar al interpretarla mirando al cielo desde el escenario del Auditorio Mar de Vigo, donde este próximo sábado 24 de julio a las 20.00 horas ofrecerá un concierto dentro del Festival TerraCeo.

–Esta actuación representa un viaje por la historia de su única y también nuevas composiciones extraídas de la poesía; ¿cómo le ha influido la actual situación de pandemia, confinamiento, restricciones en la forma de hacer música?

–No sé si es gracias a Dios o Jesucristo pero a mí la música que va corriendo y se pasea por estos mundos no me va a hacer cambiar de lo que llevo haciendo hasta ahora. Porque a la música se la ha tragado el ruido. Y esto no es música; yo no podría nunca optar or esto cuando siempre he amado a la música.

–¿Se puede ser el mismo artista que hace uno o dos años? Puede la pandemia no influir, de alguna manera, en el artista.

–Uno está influenciado por el paso del tiempo. Uno va cantando y sientes que se va consolidando la emoción que uno le pone. Lo que pasa es que ahora quizás profundizas más, cuando la canto ahora tiene más profundidad que cuando la cantaba ayer.

–Sus temas eran un calidoscopio de la sociedad de los años 60 y 70, reivindicativa, inconformista... Ahora también nos encontramos en un punto donde la libertad se ha vuelto a echar en falta por distintos motivos. ¿Puede que muchos jóvenes, o estas nuevas generaciones, logren identificarse plenamente con sus canciones?

–Sí, pienso que si lo buscaran sí podrían sentirse identificados. A cualquier persona que pase del ruido que le rodea, le cantas una de mis canciones al oído, se emocionan. Pero si no la escuchan, no la oyen y la ignoran, muchas veces también favorecidos por los medios porque ofrecen otro alimento...

–Un producto, ¿no? Tirando más a lo comercial.

–Sí, pero un producto fatal. Si el día de mañana se harán un resumen de las canciones de tal fecha a tal fecha te darás cuenta que se estrellan en el vacío.

–Antes obedecían a un trasfondo, a un sentido... Representaban quizás una realidad.

–Claro, ahora se busca más la rima. Nos volvemos más criticones pero también nos dan juego para criticar. Porque te das cuenta que, por ejemplo, en Francia, desde la última guerra hasta los años 70 hay un repertorio de canciones que son una maravilla, hay 2.000 o 3.000 autores que han hecho canciones que son maravillas y ahora dime quién hace maravillas.

–Hace relativamente poco, un artista comentaba en un programa de radio que compuso su canción en solo 15 minutos. ¿Esto es música?

–Podría ser, sí. Pero normalmente hay que ir esculpiéndola poco a poco, dejándola descansar, dejándola pensar, volverla a hacer... Se puede hacer sí, pero como si estuvieras barriendo la casa. Si una canción, si la cantas un vez y te gusta, a la segunda te sigue gustando pero a la décima ya te aburro, pues algo falla. Pero por ejemplo coges una canción de Georges Brassens, la de “El Paraguas”, que es aparentemente sencilla; cuanto más la cantas más te gusta. Más profundizas en la canción. Y esto es puramente poesía.Puedes repetirla mil veces y las mil veces te va a emocionar, eso es canción.

–Paco Ibáñez es conocido como el embajador de la poesía, usted es más de lectura o de música. ¿Con cuál se decanta?

– Sin lectura no hay música. Si le pongo música a un poema es porque me lo he leído y me ha enganchado, me ha captado.

Compartir el artículo

stats