Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Cuál es el perfil actual del ingresado por COVID en planta del Cunqueiro?

Profesionales del Cunqueiro con un paciente COVID en UCI. |   // DAVID CABEZÓN

Profesionales del Cunqueiro con un paciente COVID en UCI. | // DAVID CABEZÓN

Con el progreso de la vacunación, el perfil del paciente con coronavirus que requiere atención especializada va cambiando. Sobre todo, en cuanto a la edad. Es muy evidente en los registros de la planta COVID del Hospital Álvaro Cunqueiro: frente a los 78 años de media de finales de enero o los 60 de primeros de mayo, los cinco ingresados que se encontraban ayer en sus instalaciones tenían 44. En la Unidad de Cuidados Intensivos es algo mayor, de 62 años.

En la planta COVID de Beade ayer le daban el alta a una chica de 25 años. El lunes salían otros dos más de la misma edad. “El perfil actual es de gente muy joven, con edades de entre los 25 y los 50 de máximo”, explica la internista María Rodríguez y añade que son tramos que no hna recibido ninguna dosis de la vacuna. Por el momento, no han tenido a nadie que haya rechazado inmunizarse. “Los que hemos tenido hasta ahora que tendrían que estar vacunados por su edad no pudieron acudir por otras circunstancias”, aclara.

¿Y si llegan tan jóvenes será por factores de riesgo? Pues no necesariamente. “Los más jóvenes no tienen, más que algún fumador, pero no es un factor de riesgo en sentido estricto. Lo que sí vemos en muchísima gente es que, sino tienen obesidad, sí sobrepeso, que sí es un factor de mal pronóstico”, señala la doctora. Uno de los de 25 años que recibió el alta esta semana rondaba los 110 kilos y estuvo a punto de ir a UCI. En el grupo de los que rondan los 50 años, “prácticamente todos son hipertensos”.

La doctora Rodríguez advierte a la gente que reúna estas condiciones que tenga “mucho más cuidado, porque las posibilidades de ingresar y de que las cosas no vayan bien son altas”. Es un perfil que está en los hospitales desde el inicio de la pandemia, pero al desaparecer el de los pacientes mayores pluripatológicos con la vacunación, ahora se ha convertido en el mayoritario.

Críticos

En planta no están percibiendo mayor gravedad en los casos con las nuevas variantes, ni estancias más largas –entre 5 o 6 días–, pero sí que se mantienen positivos y contagian más tiempo, hasta 15 o 20 días después. En cambio, en UCI sí están viendo “con el paso del tiempo, enfermedades más agresivas”. “Se cronifican y se alarga mucho la evolución”, describe la internista Mélida García y destaca que aquí las estancias también son más largas.

“La cosa no es rápida, ni mucho menos”, señala la doctora. De hecho, en la UCI del Cunqueiro tienen a nueve pacientes que llegaron allí por el COVID, pero cinco de ellos llevan mucho tiempo –algunos desde principios de abril– y ya no dan positivo en las PCR ni figuran en las estadísticas de Sanidade. Una de ellas es una mujer –cuando lo habitual es que sean hombres– de 38 años y sin factores de riesgo. Lleva en críticos un mes.

Los cuatro pacientes que figuran como positivos ingresaron en UCI entre mediados y finales de mayo. El mayor tiene 71 años, hay dos sexagenarios y el más joven es de 53. Los factores de riesgo de este último es que es hombre y tiene “un poco de sobrepeso”. Entre los demás, hay patología pulmonar crónica y cardíaca. De los nueve totales, tres tienen una dosis de la vacuna y seis, ninguna.

La doctora García estima que la unidad está en una situación “parecida a la del año pasado por estas fechas”. “Vamos mejor, pero muy despacio”, señala y vaticina que, en un futuro, “lo lógico no es que desaparezca el virus, sino que convivamos con él”. Entiende que les llegara la gente que no se vacune, aquella cuyo sistema inmunitario no responda bien a la vacuna o si se desarrollan otras cepas que se escapen a esta inmunización.

“Por favor, que la gente siga teniendo cabeciña, que esto no ha acabado y se ven algunas cosas por la calle que ponen los pelos de punta”, pide la doctora Rodríguez. A los que aún no se han vacunado y dudan si hacerlo porque no ven demasiado riesgo les dice: “Ser joven no te protege de nada, aunque no tengas factores de riesgo, no sabes cómo te va a afectar”.

Compartir el artículo

stats