DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estas son las excepciones en Vigo de los nuevos límites de velocidad

Señal de 30 km/h en un vial de Vigo

Señal de 30 km/h en un vial de Vigo J. Lores

Vigo amaneció ayer con nuevos límites de velocidad en una gran parte de sus calles. Y es que entró en vigor la modificación del Reglamento de Circulación, aprobado el pasado 10 de noviembre, que establece en zonas urbanas un máximo de 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera, de 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación y de 50 en vías de dos o más carriles por sentido de circulación. El objetivo: reducir la siniestralidad.

La concejala de Seguridad, Elena Espinosa, se encargó de desmenuzar el plan del Concello para aplicar esta normativa, que permite “apostar por menos velocidad y más sostenibilidad en el transporte”. Entre las excepciones a la norma, mencionó las zonas residenciales sin plataforma única, como el entorno de la Praza da Miñoca, de la Praza da Industria, de la Praza da Independencia o de la alameda Suárez Llanos de Bouzas, en las que se podrá conducir a un máximo de 20 km/h.

Más excepciones: Espinosa concretó que, en la avenida da Atlántida o en la Estrada da Venda, el máximo es de 40 km/h; y que, en Gran Vía –entre la Praza de España y Urzáiz–, Vía Norte o Cervantes, no se pueden superar los 30 km/h, como si fuesen vías con un único carril por sentido, para evitar “problemas de seguridad”. La concejala también anotó que, en Arquitecto Palacios y Clara Campoamor –entre el PTL y el campus–, el límite sigue a 70 porque “presentan características de carretera urbana con capacidad elevada en la que el tráfico está priorizado sobre los peatones: no hay aceras, pero sí medianas”.

HUGO BARREIRO | Pincha en en la imagen para ampliar

Taxistas y transportistas

El presidente de la cooperativa de taxis de Vigo, Manuel Chorén, cree que esta nueva norma “no va a perjudicar” al sector en absoluto, ya que “la media de velocidad en Vigo está en unos 25 kilómetros por hora”. “El taxímetro marcará lo mismo, ya que, cuando vas circulando, salta por metros, y, si estás parado, por tiempo. Es decir, al cliente no le afectará en este sentido, pero sí si tiene prisa, que suele pasar: este es el único contratiempo que veo”, explica antes de detallar que todavía es pronto para valorar si esta medida beneficiará al tráfico: “Durante las próximas semanas, comprobaremos cómo funciona”.

"Los repartidores autónomos son los que tendrán que tener más cuidado por las multas"

Lucero Dámaso - Directora general de la Federación de Transportes de Pontevedra

decoration

La directora general de la Federación de Transportes de Pontevedra, Lucero Dámaso, opina que es una medida “muy bien aplicada” que ayudará a reforzar la educación vial, y señala que, en su sector, afectará en los tiempos de reparto. “Hemos estado adecuando este aspecto desde que se dio a conocer la norma, en noviembre. Es cierto que había menos vehículos al haber restricciones de movilidad y en los negocios, entonces, será más complicado ahora, sin estado de alarma. Los repartidores autónomos son los que tendrán que tener más cuidado y les estamos informando de todo, ya que las multas las tendrían que pagar ellos, con la consiguiente pérdida de puntos en el carné”, manifiesta.

Ciudadanos

¿Y qué piensa el resto de ciudadanos? Víctor Domínguez, vecino de Teis que coge el coche a diario para ir a trabajar, aplaude la medida desde el punto de vista del peatón, ya que “mejora la seguridad”, pero sostiene que “puede ser un chasco” para quienes van montados en los vehículos. “En estas vías, algunas limitadas a 50 km/h hasta el lunes, había gente que circulaba a 60, 70 u 80 km/h. Creo que seguirá pasando eso”.

Jose Fernández, vecino de la zona de Camelias, piensa que limitar la velocidad a 30 km/h en determinadas calles de la ciudad es un acierto que va en consonancia con el plan de humanización promovido por el Concello de Vigo en los últimos años. “Lo entiendo, me parece lógico y lo veo bien, creo que hasta es necesario para prevenir atropellos en viales en los que hay menos visibilidad, como ocurre en la calle Barcelona”, argumenta.

Compartir el artículo

stats