Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mira Vigo

Por una moda más ética

Fernando Franco

Fernando Franco

Elegimos esta foto tomada en Príncipe de gente del colectivo Fento, Moda Sustentable de la campaña del año pasado, antes del virus, porque es más alegre sin mascarillas. Esta semana, por cuarto año consecutivo, y hasta el 23, se suman los gallegos al movimiento global surgido en Londres, la Fashion Revolution Week. Un movimiento que quiere promover un consumo y producción de moda más ético y sustentable. Bien por Fento.

Por una moda más ética

¡Te hemos pillado, Avelino Abilleira!

Descubrimos el secreto familiar mejor guardado en medio siglo entre Vigo y Tui. Diferentes medios, y no solo gallegos, se han hecho eco de un anuncio aparecido la semana pasada en las páginas de anuncios breves de FARO, en la sección de pérdidas y hallazgos. Un tal Avelino Abilleira comunicaba “haber perdido la paciencia por la parte del Areal” y dejaba un teléfono de contacto que, si llamabas, no estaba operativo. ¿Un loco? ¿Un bromista genial? Busco en internet y quedo admirado: compruebo que Avelino Abilleira tiene su origen en Tui en tiempos de la Segunda República, de la mano de Alfonso Álvarez Blázquez, para aportar un compañero apócrifo a su clase del Instituto con el que poder bromear sobre su ausencia con un despistado profesor. Años después, es rescatado por los sobrinos de su creador, Darío y Alfonso Álvarez Gándara y, a partir de ese momento, y en colaboración con toda la familia, comienza su reconstrucción vital que llega hasta nuestros días. Se trata de un personaje enigmático y pancrónico. Se le dotó de “certificados” de salud, de estudios, etc., para otorgarle una apariencia de personalidad.

En la poesía, diseño y cine también 

No acaba ahí la cosa porque Abilleira figuró en los títulos de crédito de algunas películas, como diseñador de portadas de libros y como autor de un poemario “Xiróscopo”, reseñado por Faro de Vigo, en diciembre de 1980. La Voz de Galicia dio cuenta de su presencia en una villa boliviana en donde desempeñaría el cargo de alcalde y el suplemento bilingüe que editó Faro con ocasión de la primera edición de la World Fishing informó de su visita a la feria y de su aplaudido recital poético. Hay constancia documental de reuniones, conferencias y otros actos festivos y lúdicos en los que participaron sus creadores y amigos. Ya fuera del ámbito familiar, en mayo de 1990 se organizó en Santiago la “III Festa de Babel” con la figura de Avelino como centro de su celebración. Además del anuncio breve sobre su pérdida de paciencia en la zona de Areal, hace tiempo que Avelino encargó la inserción de otros dos. En el primero vendía un “Giróscopo, como nuevo” y en el segundo anunciaba la venta de un “estuche metálico para próstata hiperplásica con poco uso”. ¡Gran historia ficcional!

¿De ser ficcional a real?

¡Qué difícil nos puso Abilleira la investigación, cuánto tiempo perdido por Internet para buscar, relacionar sus apariciones aquí y allá! Hay, entre los pocos que conocen la historia, quienes se preguntan si por algún extraño fenómeno atómico o metabólico, el ser ficcional, se ha convertido en real. Por de pronto, no se sabe quién ha puesto el último anuncio. ¿Habrá sido él mismo?

Compartir el artículo

stats