Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"¡Te hemos pillado!" Desenmascaramos al autor del más hilarante anuncio por palabras de FARO

Sección de breves de FARO.

Sección de breves de FARO. FdV

No sabemos si Avelino Abilleira ha encontrado aquello que reclamaba en un tronchante anuncio por palabras publicado en FARO DE VIGO hace una semana. El teléfono de contacto se mantuvo inoperativo desde que la hilarante ocurrencia apareció en el periódico. Esto motivó las más diversas teorías: ¿una broma?, ¿un juego?, ¿un experimento social? ¿ganas de llamar la atención?... Aunque Avelino no ha descolgado el aparato para despejar estas incógnitas, nuestro articulista Fernando Franco ha tirado del hilo hasta dar con él.

Pero volvamos al inicio de esta historia.

Un "ente" perdido en Areal

El pasado jueves día 15, la sección de breves de FARO recogía el más extraño y tronchante anuncio por palabras: "Perdín a paciencia pola parte do Areal. Avelino Abilleira". Tras este simpático y, a la vez, inquietante mensaje, un número de teléfono con prefijo de la provincia de Pontevedra. Sin embargo, la línea se mantuvo inoperativa todo el día. Era imposible dar con su autor y conocer qué le había llevado a publicar en el apartado de "Pérdidas y hallazgos" el peculiar mensaje.

El anuncio de Avelino Abilleira en FARO. FdV

¡Te hemos pillado, Avelino Abilleira!

El colaborador de FARO Fernando Franco no dejó pasar por alto el sorprendente anuncio. "Me comprometo a desvelar toda esa historia, que tengo celosamente guardada", avanzaba en su Mira Vigo del sábado. En las breves líneas que le dedicó al misterioso autor del genial breve ofreció una pista: "Os adelanto que la 'paciencia' es también un objeto de uso monástico". Una búsqueda en la RAE nos adentra en una acepción poco conocida: "Resalte inferior del asiento de una silla de coro, de modo que, levantado aquel, pueda servir de apoyo a quien está de pie".

¿Pero quién es Avelino Abilleira? Fernando Franco revela que se trata de un personaje creado por Alfonso Álvarez Blázquez en tiempos de la Segunda República para "aportar un compañero apócrifo a su clase del instituto con el que poder bromear sobre su ausencia con un despistado profesor". Esta figura sería rescatada años después por sus sobrinos, Darío y Alfonso Álvarez Gándara y, "a partir de ese momento, y en colaboración con toda la familia, comienza su reconstrucción vital que llega hasta nuestros días".

  • ¡Te hemos pillado, Avelino Abilleira!

    Descubrimos el secreto familiar mejor guardado en medio siglo entre Vigo y Tui

Los Álvarez Blázquez se asentaron en Tui en tiempos de la represión franquista. El patriarca, el médico y periodista Darío Álvarez Limeses, fue encarcelado y fusilado meses después del golpe de estado de 1936. Idéntico destino había corrido su sobrino político, Alexandre Bóveda, asesinado en A Caeira (Pontevedra). La estirpe continuó con grandes nombres de la cultura y la abogacía como: Darío, Celso, Xosé María, Alfonso, Emilio y Álvaro. Precisamente Alfonso es el creador de nuestro Avelino Abilleira.

Compartir el artículo

stats