Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así fue el accidente mortal en la AP-9 donde murió una mujer tras un choque frontal

12

Imágenes del accidente mortal en la AP-9. Ricardo Grobas

La entrada de un vehículo en sentido contrario en la AP-9 en lo que todo apunta que se debió a un fatal despiste derivó ayer en un accidente de tráfico de severas consecuencias. El siniestro ocurrió en la autopista en Vigo, en Puxeiros, donde el turismo que guiaba una conductora de 75 años que circulaba en dirección contraria colisionó frontalmente contra otro coche en el que viajaban dos personas. La septuagenaria, Carmen P.L., que residía en Gondomar, falleció. Los ocupantes del otro vehículo resultaron con heridas de gravedad y fueron trasladados en ambulancias al Hospital Álvaro Cunqueiro. Tanto la víctima mortal como los lesionados tuvieron que ser excarcelados por los bomberos.

La Guardia Civil de Tráfico ha abierto una investigación y consultará las imágenes de las cámaras existentes en el vial para esclarecer por donde accedió la fallecida a la autopista y de cuánto fue el recorrido que realizó en sentido contrario. El 112 llegó a recibir alertas de algunos automovilistas sobre la presencia de un vehículo circulando erróneamente, pero el siniestro ya fue casi inmediato a dichos avisos.

El severo accidente de circulación se produjo en torno a las 10.00 horas en el kilómetro 159,900 de la autopista. La conductora de un Seat Ibiza accedió de forma errónea a la autopista, circulando incorrectamente en dirección Vigo por los carriles que se dirigen a Tui. Y, en un momento dado de su recorrido, chocó frontalmente contra un Renault Megane Sedan que iba correctamente. La mujer, que vivía en el barrio de Monteiro de la parroquia gondomareña de Borreiros, falleció. En el otro vehículo iba un hombre de 51 años, J.F.C.S., que fue trasladado por una ambulancia del 061 al Álvaro Cunqueiro. La copiloto también tuvo que ser evacuada a un centro sanitario. Los enormes daños materiales que presentaban los vehículos evidenciaban la brutalidad y violencia del siniestro.

Una cuestión clave es conocer en qué punto entró la conductora. Aunque inicialmente se valora la hipótesis de que la mujer llevaba 900 metros circulando en sentido contrario y que antes de acceder a la autopista pasó por la VG-20, dicha cuestión iba a ser objeto de pesquisas para determinar de forma fehaciente en qué punto concreto accedió a la AP-9. En ese recorrido hacia Tui hay varias salidas que la víctima habría podido tomar de forma errónea pensando que eran entradas a la vía de alta capacidad: una a poco más de un kilómetro, pero hay alguna otra que dista ya a a diez kilómetros del lugar del siniestro.

Hugo Barreiro

Junto a la Guardia Civil de Tráfico y los medios sanitarios, hasta el punto donde fue el accidente acudieron los bomberos, que tuvieron que excarcelar a los ocupantes de los dos vehículos. En primer lugar liberaron a los heridos: a la mujer y seguidamente de forma urgente al conductor, que presentaba varias fracturas y cuyo estado era grave. Estaba atrapado por el salpicadero. El coche, tras la inicial colisión frontal, acabó impactando de forma violenta contra el quitamiedos. Después de rescatar a los lesionados, los bomberos excarcelaron el cuerpo de la septuagenaria fallecida, cuyo vehículo, en el momento en el que intervinieron estos efectivos, estaba contra la mediana.

Fuentes de los bomberos explicaron también que, de forma previa al accidente, se recibió en el 112 una alerta de usuarios de la AP-9 que avisaban de la presencia en dirección contraria de un turismo de color azul. Aunque se dio aviso a la Guardia Civil ya no se pudo hacer nada ya que el accidente de circulación ocurrió muy poco después. También hubo numerosas llamadas avisando del siniestro.

Accidental mortal en la AP-9 en la altura de Puxeiros Ricardo Grobas

LA SEÑALIZACIÓN EXTRA EN LOS ACCESOS A AUTOVÍAS Y AUTOPISTAS REDUJO ESTOS FATALES DESPISTES


Los conductores de avanzada edad son uno de los colectivos que más preocupa a la DGT en la provincia de Pontevedra y en el conjunto de Galicia. Cuando se reciben alertas de automovilistas que circulan en sentido contrario por autopistas o autovías, en gran parte de los casos se trata de personas mayores que acceden erróneamente a estas vías por despiste. Y es que muy pocos responden al perfil del kamikaze que lo hace de forma consciente y temeraria. Los episodios de automovilistas senior envueltos en estos descuidos que pueden llegar a ser fatales fueron frecuentes, pero según las fuentes consultadas en los últimos tiempos se detectó un descenso, sobre todo a raíz de que se pusiese señalización extra –tanto horizontal como vertical– en los accesos a las vías de alta capacidad. El objetivo de estas señales es reducir la posibilidad de estos despistes, que ponen en serio peligro a quienes los cometen y al resto de usuarios de la vía.

El elevado número de conductores de más de 70 o incluso 80 años de edad que irrumpían en sentido contrario, o se veían implicados en accidentes graves o mortales, hizo que tanto desde la Guardia Civil de Tráfico como desde la Fiscalía de Seguridad Vial de Galicia se pusiese también bajo la lupa a los centros de reconocimiento de conductores. Además, en 2019 –último año del que se tienen datos– el Sergas pasó revisión a casi 430 mayores para comprobar si eran aptos al volante. Un control que se hace a requerimiento de Tráfico. A la mayoría de los conductores afectados les es revocado el carné –bien porque no van al examen sanitario o porque en dicho chequeo se ve que no está en condiciones de seguir conduciendo–. Al resto se les suelen imponer restricciones a la hora de circular.

Compartir el artículo

stats