Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El polígono de Balaídos convertirá sus aguas residuales en fertilizante y gas para calderas

Instalaciones del proyecto piloto en Porto Molle

Instalaciones del proyecto piloto en Porto Molle Zona Franca.

“En Zona Franca somos conscientes de la gravedad de los efectos que ya está suponiendo el cambio climático y de los que va a suponer en el futuro si no tomamos ya medidas paliativas”

decoration

Con esta filosofía, el Consorcio que encabeza David Regades tiene en marcha un ambicioso plan internacional para reciclar las aguas residuales. En concreto para convertirlas en fertilizantes y en gas para calderas.

La Zona Franca viguesa participa con tres ciudades de Bélgica, Países Bajos y Suecia, en una investigación medioambiental europea | La experiencia piloto en Porto do Molle, “un éxito”

Ante el éxito del programa piloto en Porto do Molle, Zona Franca ya busca cumbres más altas. El resultado es el proyecto “Run4life” . Así, la entidad viguesa se ha aliado con Gante en Bélgica, Sneek en Países Bajos y Helsingborg en Suecia para activar un proyecto que cuenta con fondos del Programa Marco de Investigación e Innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea.

Estas cuatro ciudades son los lugares seleccionados para este proyecto medioambiental europeo que transforma las aguas negras (aguas de los inodoros) en fertilizantes de bajo impacto. Se trata de un amplio proyecto de investigación en el que participan 16 organizaciones de los países seleccionados, en el caso de España están Zona Franca de Vigo, Aqualia y la Universidad de Santiago de Compostela, entre otras, pero también hay centros de investigación, proveedores de tecnología, servicios públicos, usuarios y especialistas en innovación.

Simón Espinosa | Pinche en en la imagen para ampliar

Zona Franca explica que el parque empresarial de Porto do Molle que el Consorcio gestiona en Nigrán es el Centro Piloto en este programa europeo y “el éxito de los resultados provoca que ya se esté analizando replicarlo en el Polígono de Balaídos a mayor escala”.

En esa nueva ubicación, además de la obtención de fertilizantes, el proceso que se pretende realizar permitirá obtener gas para el abastecimiento de las calderas de algunas naves del polígono, además de servir también para abastecer de ese mismo combustible a los equipos propios de la instalación.

Una operaria en las instalaciones del pryecto piloto en Porto Molle

Una operaria en las instalaciones del pryecto piloto en Porto Molle Zona Franca

“Se trataría de una instalación de depuración de aguas totalmente autónoma”

decoration

David Regades añade que “dado el importante papel del Consorcio y la magnitud de sus actuaciones, además del efecto ejemplarizante que las medidas que adoptamos tienen en el entorno empresarial, estamos llevando a cabo una estrategia de apuesta por energías renovables y el medio ambiente”. El proyecto europeo “Run4life” supone un vuelco en el tratamiento de las aguas residuales, con sistemas sostenibles y de reciclaje, además de permitir el tratamiento descentralizado de las aguas domésticas,. El “vuelco” se pone más de manifiesto si se compara con el hecho de que gran parte de la agricultura actual depende “del uso de fertilizantes y de prácticas de producción no sostenibles, básicamente provenientes de la roca de fosfato y en que, paralelamente, hay que depurar aguas residuales de origen doméstico portadoras de recursos, especialmente agua y nutrientes, que apenas se recuperan en los actuales sistemas centralizados de gestión de aguas residuales”.

Instalaciones del proyecto piloto en Porto Molle Zona Franca

Oportunidades comerciales

En las cuatro plantas piloto, en colaboración con los productores de fertilizantes, se caracterizarán los productos resultantes y se exploran las posibilidades para su uso en agricultura y otras aplicaciones, gracias a la participación en el consorcio de posibles usuarios finales y al desarrollo de un nuevo modelo de negocio basado en un esquema financiero cooperativo.

La intención es aplicar a gran escala “Run4Life” en las cuatro ubicaciones seleccionadas y adaptando el concepto a diferentes escenarios (mercado, sociedad o legislación), con el objetivo de que “los resultados obtenidos abran nuevas oportunidades comerciales y proporcionarán datos para la elaboración de políticas de materias primas fundamentales”. El proyecto pretende además evaluar el impacto en el medio ambiente, en la sociedad y la economía, hacer que los productos recuperados sirvan para nuevos modelos de negocio y asegurar que se trata de productos seguros, de calidad y respetuosos con el medio ambiente, socialmente aceptados y tecnológicamente viables.

"Somos la institución con mayor potencia geotérmica de Galicia"

David Regades - Delegado del Estado en el Consorcio de la Zona Franca

decoration
Regades, en la sede del Consorcio en Bouzas. // R. Grobas

Regades, en la sede del Consorcio en Bouzas. // R. Grobas

David Regades alude a la influencia que Zona Franca tiene sobre su entorno, en especial en el ámbito empresarial, para situar las acciones del Consorcio en esta materia como un ejemplo a favor del medio ambiente. Así, destaca que “todas las construcciones que llevamos a cabo las hacemos siguiendo estrictas normas de sostenibilidad” y subraya que “desde que las Naves Bioclimáticas de Porto do Molle consiguieron la primera certificación BREEAM de buenas prácticas medioambientales otorgada en España a una construcción industrial hemos aprendido mucho y hemos demostrado que la sostenibilidad es rentable para las empresas”. El delegado recuerda que “Zona Franca es además la institución pública que mayor potencia geotérmica tiene implantada en Galicia. En esta línea se encuadra la planta de hidrógeno verde que estamos diseñando para Balaídos, que pretende ser ejemplarizante, o todas las acciones para promover nuevas formas de movilidad sostenible.”

Compartir el artículo

stats