Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación para adultos bajo mínimos en Vigo

Una de las clases de Educación Secundaria para Adultos, ayer, en el IES de Teis. | // A. VILLAR

Todo parecía apuntar que ante la falta de trabajo por el cierre temporal y restricciones a sectores claves como la hostelería y servicios, muchos desempleados se decantarían por implementar su formación para poder optar a oposiciones o puestos de mayor rango. Pero los datos demuestran todo lo contrario, o al menos los relativos a la Educación reglada para Adultos, donde las matrículas cayeron a más de la mitad con respecto a los últimos años. Así, según los datos facilitados por la Consellería de Educación, son 888 los estudiantes que cursan Educación Básica, Secundaria (ESA) o Bachillerato en régimen de adultos; frente a los 2.327 que hicieron lo propio el curso pasado.

Estos datos requieren de una matización; en la ESA hay dos periodos de matrícula anual –una en septiembre y otra en enero–, por lo que los 466 estudiantes matriculados actualmente se corresponden con el primer cuatrimestre. Faltaría conocer los datos del segundo, si bien la cifra está muy lejana a la lograda en el curso lectivo 2019/2020, al contabilizarse 1.537 matrículas en total, un millar más.

  • 888
    Alumnos matriculados

    El número de alumnos matriculados a día 18 de enero en los centros de Vigo es de 888, a falta de los que se sumen en el segundo cuatrimestre de la ESA.

  • 3
    Ámbitos de enseñanza

    La ESA comprende tres niveles o ámbitos: Social (Ciencias Sociales, Plástica y Música), Comunicación (Lengua e Inglés) y Científico (Matemáticas y Tecnología).

  • 4
    Módulos o niveles para lograr el título

    La ESA se divide en cuatro módulos; 1-2 y 3-4, que pueden cursarse cada uno en un mismo año (es el caso del IES de Teis), por lo que se reduce a la mitad de la ESO ordinaria.

  • 6
    Centros en Vigo con esta enseñanza

    En la ciudad olívica son seis los centros que ofrecen este régimen de enseñanza: IES Castelao, Santa Irene, Politécnico, Teis, Ricardo Mellay EPAPU Berbés.

En cuanto a la Educación Básica, son 72 las personas que se encuentran cursando esta modalidad en los centros de Vigo frente a los 176 del año pasado o los 145 del 2018-2019; mientras que en Bachillerato la cifra también cae casi a la mitad: 350 este año frente a los 593 del ejercicio pasado.

La educación para adultos pierde la mitad de las matrículas por la presión laboral y el virus

La educación para adultos pierde la mitad de las matrículas por la presión laboral y el virus

¿Qué razones esconde este descenso de matrícula? Nadie discute que la afectación del virus se ha dejado notar en este tipo de régimen de enseñanza no obligatorio –ya que es de libre matriculación–, pero también la preferencia del ciudadano a una formación más orientada al mundo laboral, como son los ciclos de Formación Profesional. “Nosotros contamos con ciclos de FP en régimen de adultos para el área industrial, mecánica, electrónica, etc.; y la verdad es que en ellos hay muchísima demanda. Tenemos alumnos de toda el área e incluso también de la zona de O Salnés”, destaca Euloxio Santos, director del IES Politécnico de Vigo, quien matiza que este perfil se corresponde con personas que “están trabajando pero buscan mejorar su titulación”.

Sobre la ESA o el régimen de Bachillerato para adultos sí aprecia un descenso de matrículas pero ya no solo en este curso. “Es una tendencia en los últimos tres años; han ganado las modalidades a distancia o telemáticas, y aunque los exámenes los hagamos aquí, el grueso lo lleva el IES San Clemente, en Santiago”, esgrime.

La educación para adultos pierde la mitad de las matrículas por la presión laboral y el virus

La educación para adultos pierde la mitad de las matrículas por la presión laboral y el virus

Otro de los centros olívicos que cuenta con módulos de ESA es el IES de Teis. Concretamente imparte, dentro de su múltiple oferta formativa, los módulos 3 y 4, correspondientes a 3º y 4º de la ESO. En su caso, no es el descenso de la matrícula lo que les genera mayor preocupación, sino la “alta” tasa de abandono. “Si el año pasado empezamos con 21 alumnos, este lo hicimos con 17; el problema viene por los abandonos, alumnos que dejan el curso a la mitad”, destaca Marina Martínez, jefa de estudios del régimen de personas adultas del instituto vigués. Martínez esgrime que el alumnado más joven –entre los 18 o 20 años– es el que desiste con mayor facilidad frente al estudiante de mayor edad. “La gente más mayor necesita este título, porque se han quedado en paro y lo requieren para acceder a cursos, aún con mayor dificultad logran obtenerlo. Los más jóvenes, en cambio, al no tener esa presión y tener en muchos casos un respaldo familiar, terminan dejándolo”, añade la jefa de estudios de este IES.

Su director, Luis Vilán, matiza además que estas enseñanzas permiten una mayor flexibilidad al alumno. “Nuestros módulos, el 3 y 4, pueden sacarse en un mismo curso; vemos a muchas personas que lo intentaron por el régimen ordinario y que después de muchos años, lo intentan en ESA y lo sacan”, apremia.

Compartir el artículo

stats