Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo, locomotora del hidrógeno verde

¿Imaginan que los coches que circulan por nuestras calles solo emitieran por sus tubos de escape vapor de agua? Dejen de imaginar porque será una realidad. En Zona Franca acabamos de presentar en sociedad nuestro proyecto de planta para producir hidrógeno verde, que será el combustible para carretillas y camiones del polígono de Balaídos, donde está Citroën, y también para vehículos municipales, en concreto camiones de residuos y autobuses urbanos del Concello de Vigo.

El cuidado del medio ambiente ya no es una opción, y en esta pandemia lo hemos aprendido de forma abrupta. Debemos tender hacia una economía verde de alto valor añadido y por eso en el Consorcio llevamos ya meses trabajando en este proyecto, que se denomina Atlantic Hydrogen Logistic Industrial Hub. Contamos con la asesoría técnica de Energylab, uno de los centros tecnológicos punteros en este campo y además vigués.

El despliegue a gran escala del hidrógeno es clave para alcanzar los objetivos climáticos de la UE y la descarbonización de sectores altamente dependientes de los combustibles fósiles y el transporte es uno de los principales contribuyentes al cambio climático. Nada menos que el 32% de las emisiones contaminantes. Otra de las razones de por qué nos hemos centrado en la logística.

El hidrógeno va a ser crucial por sus nulas emisiones contaminantes y su mayor eficiencia, además de que presenta también ventajas frente a alternativas con baterías como su rango de autonomía y la gran reducción de los tiempos de recarga. Otra de las ventajas es que permite almacenar los excedentes de las energías renovables.

En nuestro proyecto, el hidrógeno se generará a partir de los paneles solares que se van a colocar en los tejados de las naves industriales instaladas en el polígono de Balaídos. Mediante un proceso de electrolisis se separan oxígeno e hidrógeno, los componentes del agua, a partir de electrolizadores y, de esta forma, el hidrógeno se puede almacenar.

Nuestra planta además será verde, porque la energía primaria que utilizamos es renovable, la solar fotovoltaica, frente a otros proyectos en otros puntos de España que aún utilizan el gas natural.

Es un proyecto excepcional en el ámbito medioambiental, tecnológico y económico, con el que vamos a producir 140 toneladas de hidrógeno al año que van a evitar el consumo de tanto gasóleo como el que necesitan 340 trenes Alvia para hacer el recorrido entre Vigo y Madrid, o 120 vuelos entre Vigo y Madrid o el recorrido anual de 35 autobuses. La cifra de CO2 que nos vamos a ahorrar es enorme, 1.875 toneladas al año. Y esto solo es el principio.

Vigo se adelanta una vez más con un proyecto que es viable y rentable. Un gran proyecto desde Vigo para España y para Europa, que contará con una parte de financiación propia de Zona Franca y otra parte que opta a los fondos europeos de recuperación, que movilizarán un volumen tan importante de recursos comparable a los procesos de transformación económica producidos a raíz de la incorporación a la Comunidad Europea en los años 80 o la creación del Fondo de Cohesión en los 90. El objetivo es que la recuperación sea verde, digital, inclusiva y social.

El Instrumento Europeo de Recuperación (Next Generation EU) implicará para España unos 140.000 millones de euros en forma de transferencias y préstamos para el periodo 2021-26. Además, el Gobierno lo ha acompañado con la publicación de un Real Decreto de medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que permitirá mayor agilidad en la puesta en marcha de los proyectos y con simplificación de los procesos.

El Consorcio de la Zona Franca ya presentó al Gobierno, en concreto al Ministerio para la Transición Ecológica, una “manifestación de interés” con este proyecto. La planta de producción de hidrógeno tiene un presupuesto de 10,1 millones de euros, de los que el Consorcio aportará 4 y el resto serán fondos europeos.

Pero además, es que en esta institución ya tenemos experiencia en este campo y contamos con grandes profesionales que han desarrollado proyectos punteros relacionados con las energías renovables. Ahí está la climatización totalmente geotérmica de edificios como el CIE de Porto do Molle o el Centro Aeroespacial; la instalación fotovoltaica en las naves bioclimáticas de Porto do Molle o la sustitución de 100.000 tubos fluorescentes por tubos LED en la factoría de PSA de Vigo, entre otros.

Tenemos una gran oportunidad por delante y en Zona Franca la vamos a aprovechar. El Gobierno prevé que hasta 2030 se movilizarán inversiones por 8.900 millones en España alrededor del hidrógeno. Vigo estará ahí, una vez más a la vanguardia. Nuestro lema: Cuidamos el planeta, invertimos en proyectos sostenibles.

*Delegado del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Vigo

Compartir el artículo

stats