Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcohol al volante es cosa de hombres

Un reciente control de la Policía Local en las calles viguesas

Un reciente control de la Policía Local en las calles viguesas

A la hora de realizar un perfil sobre el delincuente viario, hay un dato que está bastante claro. Porque en lo referente al género, ganan por goleada los hombres. Las estadísticas no dejan lugar a dudas y un buen ejemplo son los balances anuales sobre los controles de alcohol y drogas que hace la Policía Local en Vigo. El último es el relativo a 2020 y éste arroja que solo el 15% de los automovilistas detectados en estado ebrio al volante fueron mujeres. Y el protagonismo femenino tiene todavía menos peso entre quienes conducen tras consumir sustancias estupefacientes: se reduce a un exiguo 6%. Una tendencia que también se observa en prácticamente el resto de infracciones que se cometen en las carreteras, incluidas las más graves. Ahí están por ejemplo los resultados del primer informe integral que se realizó sobre los delitos de seguridad vial y su incidencia en el ámbito penitenciario, un estudio de ámbito nacional que desveló que el 97,3% de las personas en prisión con alguno de estos ilícitos a sus espaldas son hombres, frente al escaso 2,7% restante de mujeres.

“En los delitos de seguridad vial se ve claramente que la mayoría de los autores son hombres; hay períodos de guardias judiciales enteros en los que por estas infracciones penales no vemos a ninguna mujer”, confirman fuentes de la Fiscalía de Seguridad Vial de Galicia. Guiar un vehículo bajo la influencia del alcohol o hacerlo pese a carecer o tener temporalmente retirado el carné suponen más del 90% de los delitos de esta materia que llegan a los juzgados.

El balance policial anual arroja que solo el 15% de los multados por ir ebrios al volante son mujeres. Y aún tienen menos peso entre los positivos por drogas: un exiguo 6%

En lo referente al alcohol o drogas al volante, los datos de la Policía Local de Vigo permiten trazar un perfil. En 2020 –año atípico ya que el coronavirus prácticamente vació los viales durante largos períodos por restricciones como el confinamiento domiciliario o el toque de queda– 436 conductores dieron positivo en alcohol: 371 fueron hombres (85%) y 65 mujeres (15%).

La mayoría de los automovilistas fueron sorprendidos ebrios tras cometer alguna infracción de tráfico, y el resto, por este orden, tras ser parados en controles, por estar implicados en accidentes de circulación o, por último, al detectar los agentes que presentaban sintomatología compatible con haber estado bebiendo. La propia manera de conducir, el habla pastosa, la fatiga o una sudoración excesiva son signos que pueden delatar a un conductor borracho.

  • 436

    Positivos en alcohol
    436 conductores dieron positivo en las pruebas de alcoholemia realizadas por la Policía Local en 2020 en Vigo. 371 fueron hombres y los 65 restantes, mujeres.

  • 190

    Positivos en droga
    En cuanto a las pruebas de detección de sustancias estupefacientes, hubo 190 positivos. La inmensa mayoría (178) fueron varones, frente a solo 12 mujeres.

  • 0,60

    Tasa de alcohol penal
    En el caso de los conductores que dan positivo en alcohol, acaban en la vía judicial por delito si la tasa supera los 0,60 miligramos por litro.

El 30% acaba en el juzgado

En cuanto a la edad, algo más de la mitad de las personas que dieron positivo tenían entre 30 y 50 años. Fueron concretamente 225 conductores los de estas franjas. Entre los más jóvenes –de 20 a 30 años– hubo 88 positivos y donde menos se detectaron fue a partir de los 60 años, con 51. Y sobre las consecuencias, la mayoría acabó con una sanción administrativa, pero hubo 129 conductores –un 30%– que fueron derivados a la vía judicial por alcanzar la denominada tasa penal, que es cuando se supera los 0,60 miligramos por litro en aire espirado o 1,2 gramos por litro en sangre.

El artículo 379.2 del Código Penal concreta las condenas a las que se enfrenta quien conduce pese a haber bebido alcohol: por un lado, o prisión, o multa o trabajos en beneficio de la comunidad. Y a mayores una privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores que puede llegar a los cuatro años. La mayoría de estos casos, explica la Fiscalía de Seguridad Vial, se zanjan como juicios rápidos en el juzgado de guardia. Y ello porque hay un claro beneficio, ya que se produce la reducción de un tercio de la pena solicitada y en el caso de la retirada del carné, por ejemplo, se queda en 8 meses.

Este mismo artículo legal es el que se aplica si se da positivo en drogas. De las 220 pruebas que realizó el año pasado la Policía Local, 190 fueron positivas. Solo 12 de los automovilistas (el 6%) eran mujeres, la mayoría de entre 30 y 50 años y que dieron positivo a cocaína y a alguna otra sustancia.

Compartir el artículo

stats