28 de julio de 2020
28.07.2020
Faro de Vigo

El espectáculo de la marea roja

La explosión del alga en las playas es inocua y vistosa al provocar bioluminiscencia nocturna

28.07.2020 | 01:00
Estado que presentaba ayer la playa de Silgar en Sanxenxo con estas manchas rojizas.

Noctiluca Scintillans. Este es el nombre (y el apellido) del alga que está detrás de las curiosas imágenes que estos días se pueden ver en algunas playas de las rías de Vigo y Pontevedra con el mar teñido de rojo. Las manchas llamaron la atención de numerosos bañistas que la compartieron en las redes sociales las fotografías de un episodio natural e inocuo que se produce con cierta asiduidad en nuestras costas.

El Intecmar, el Instituto Tecnolóxico do Mar de Galicia, detectó desde hace varios días este fenómeno especialmente llamativo en los arenales de O Morrazo. El Intecmar, dependiente de la Consellería do Mar, se trata del ente encargado, entre otras tareas, de vigilar la presencia de toxinas en las aguas o en los moluscos que se extraen en las costas gallegas.

Su directora, Covadonga Salgado, confirma que, en este caso, estamos ante una "marea roja literal" causada por este alga y que, efectivamente, es un fenómeno absolutamente natural y que no lleva aparejado ningún episodio de biotoxicidad.

De hecho, más bien lo califica como un fenómeno del que disfrutar por su vistosidad, es "un regalo de la naturaleza". Y no solo de día con estas intensas manchas rojizas que colorean el mar, sino también de noche, dado que uno de los efectos que pueden provocar los afloramientos de estas algas son las "bioluminiscencias nocturnas".

Covadonga Salgado explica que esta singularidad natural se produce al encontrarse esta pequeña alga, de apenas uno o dos milímetros de tamaño, "con las condiciones idóneas para que se multiplique, de tal forma que se produce una explosión, un boom que deja en el mar esa coloración".

Salgado remarca que no es un episodio "poco frecuente en las rías" y que , curiosamente, "esta sí es una marea roja literal" que no solo es inocua para el ser humano y los bañistas, sino que tampoco produce toxina en los moluscos.

Por ello, no hay que confundirla con otros episodios de aparición de biotoxinas, tan conocidos en las rías y que "son mal llamadas mareas rojas" dado que nunca provocan ningún episodio de coloración en el mar y que sí llevan al cierre del marisqueo o de la actividad extractiva en bancos marisqueros o polígonos de bateas de las rías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca