Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Zona Franca invertirá seis millones en 14 naves de Porto do Molle

El Concello de Nigrán aprueba la licencia de obra de los nuevos espacios para 28 talleres y 14 oficinas | Regades: "Es una de las grandes actuaciones de nuestro plan para crear empleo"

Diseño de las nuevas naves para oficinas en Porto do Molle // Fdv

Diseño de las nuevas naves para oficinas en Porto do Molle // Fdv

Zona Franca dará un nuevo impulso al parque empresarial de Porto do Molle. El Consorcio estatal acaba de recibir la luz verde del Ayuntamiento de Nigrán -donde se emplaza el recinto- para la construcción de nuevas naves que respondan a la demanda de espacio constatada por las pymes. En total el organismo destinará un desembolso de 6,3 millones de euros para levantar 14 nuevos espacios concebidos para albergar 28 talleres y 14 oficinas.

La actuación se pondrá en marcha toda vez que el Comité Ejecutivo de Zona Franca le dé su visto y place previsiblemente en este mismo mes de mayo, y se resuelva el preceptivo concurso público de obra, de cara arrancar los trabajos en los meses de otoño, con un plazo de ejecución de 18 meses. "Es una de las grandes actuaciones, junto con el World Car Center, la ampliación del Parque Tecnológico y Logístico (PTL) o el Polígono de Balaídos, del plan de choque que hemos lanzado para crear puestos de trabajo a corto plazo en sectores de gran generación de empleo, como la obra pública, y los vinculados a reforzar con infraestructuras la economía del área de Vigo", reivindica el delegado del Consorcio, David Regades.

El alcalde de Nigrán, Juan González, comunicó personalmente a Regades la luz verde municipal al proyecto, que se edificará en dos parcelas situadas frente al Centro de Negocios que suman 10.070 metros cuadrados (m²). Las naves tendrán un tamaño de entre 300 y 500 m² que se podrán alquilar a las empresas de forma conjunta o por separado. La intervención, firmada por el arquitecto Pablo Menéndez (con un presupuesto de ejecución de 4,4 millones), tendrá un diseño alejado de la estética arquetípica en la industria: vanguardista, con predominancia de la luz sin sacrificar funcionalidad. Su estructura por módulos permitirá ajustarse a las necesidades de los inquilinos.

En ese sentido la construcción de las naves seguirá criterios de sostenibilidad. Se ceñirá al conocido como "Industry Zero Project ", ideado para promover la edificación industrial con menores niveles de emisión de C02, con objetivos de la UE que promoverá en paralelo un ahorro energético para sus usuarios de hasta el 50%, mediante el uso de renovables-.Oferta necesaria

En la actualidad, el parque de Porto do Molle, al igual que otros recintos similares de Zona Franca, cuentan con el mismo problema, que enuncia el propio Regades: "Tenemos más demanda que naves disponibles". Por ello, el delegado ubica la actuación entre sus grandes objetivos del mandato. "En la toma de posesión nos marcamos el objetivo de que nunca más podría repetirse la frase: 'Las empresas se van del área de Vigo porque no existe suelo industrial o naves", recuerda.

Al margen de la ampliación de Porto do Molle, Regades también reivindica la incorporación en el Borrador del nuevo Plan Xeral de Urbanismo (PXOM) una importante bolsa de suelo industrial "que resolverá de una vez por todas la necesidad de infraestructuras industriales a medio y largo plazo". "Aprendimos de esta crisis que cuanto más autosuficientes seamos industrial y tecnológicamente, mejor; hay que crear ecosistemas para albergar y retener ese talento".

Como publicó este diario, Zona Franca y el Ayuntamiento pactaron sumar al nuevo documento estratégico del urbanismo vigués dos millones de m² de nuevo suelo industrial, principalmente con la ampliación de los polígonos de Balaídos y el PTL, pero también con nuevas áreas en el contorno del parque de A Pasaxe (compartido con Gondomar, con capacidad para 500.000 nuevos m²), el de Areal (400.000 m², junto al aeropuerto de Peinador) y el recinto "tech" de A Sobreira, próximo al Campus de la Universidad, donde podría habilitarse un millón de m².

Por su parte, el alcalde de Nigrán, Juan González, quiso reivindicar la diligencia con que pudo autorizarse la construcción de las naves en Porto do Molle, después de que la corporación aprobara un decreto el 13 de mayo que permitía salvar de la parálisis del estado de alarma los expedientes esenciales. El texto permitió autorizar el proyecto una semana después de la vuelta al tajo del servicio de urbanismo. "Estas licencias llevan aparejado generar trabajo, empleo y recursos económicos al Concello, que sigue contando con Porto do Molle como su gran activo", zanjó.

Compartir el artículo

stats