Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los usuarios del puerto reclaman la exención de tasas: "La situación es dramática"

Tachan de "insuficiente e indignante" el descuento decretado de hasta el 20% en el gravamen de ocupación

Vista de la terminal de Guixar del puerto de Vigo. J. Lores

La Federación de Usuarios del Puerto de Vigo (FUPV) lanza un SOS ante la "situación muy complicada, casi dramática" generada por el coronavirus en los muelles de la ciudad. El presidente del colectivo, Enrique Mallón, alertó esta mañana del desplome de actividad en áreas clave del puerto, como la pesca, los cruceros o el tráfico Ro-Ro. A modo de ejemplo, recordó que el flujo de transatlánticos con pasajeros se ha reducido a cero y la terminal de vehículos de Bouzas presenta una "imagen inédita", a apenas el 10% de su capacidad. Según los cálculos de la FUPV, en el mejor de los escenarios, el puerto está abocado ya a cerrar 2020 con un descenso de actividad que superará el 25%. Y eso -recalca Mallón- en caso de que la recuperación económica una vez se levante el estado de alarma y reactive la economía sea ágil y dinámica.

"El Puerto no va bien. La situación es dramática y somos los usuarios los que le damos vida", recalcó el responsable de la FUPV. Por esa razón reclamó a la Autoridad Portuaria de Vigo que active todos los mecanismos en su mano y -aprovechando su "buena tesorería", incidió Mallón- palie la crisis que afrontan los negocios que operan en los muelles. "Que sea valiente, es su obligación facilitar la vida a estas empresas", incidió.

La FUPV reclama, en concreto, la exoneración de tasas o, al menos, aplazamientos y bonificaciones que superen las rebajas que se están aplicando ahora. El responsable de la federación recordó que el Gobierno ha aprobado un descuento de un máximo de un 20% en las tasas de ocupación, porcentaje que tachó de "insuficiente, irrisorio, ridículo e indignante". Tanto que, recalcó, si no se han tramitado solicitudes es porque a algunas empresas les cuesta más el trámite que el dinero que se ahorrarían con la rebaja prevista de los gravámenes.

Aunque Mallón reconoce que las tasas se regulan desde Puertos del Estado, en Madrid, incidió también en que Praza da Estrela dispone de "margen" en su aplicación. "Puede reducir la intensidad del porcentaje de las tasas y aplazar determinados pagos", argumenta: "La Autoridad Portuaria de Vigo tiene capacidad". Entre otras medidas, la FUPV plantea aplazamientos hasta 2021 o al menos hasta poco después de que se anule el estado de alarma y que se devuelvan o prorrateen aquellos gravámenes que se pagaron por adelantado a inicios de año.

La entidad ha solicitado ya una reunión con la Autoridad Portuaria. "No se trata de atacar la gestión de nadie, sino de que se nos ayude en un momento de dificultad, pedimos entendimiento", señala Mallón, que apunta descensos en algunas actividades que superan hasta el 60%.

Compartir el artículo

stats