Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prohibido aparcar: arranca la obra de la Gran Vía de Vigo

El Concello busca incrementar la capacidad de calle Venezuela ante el corte de tráfico por los trabajos de las rampas

Señal que prohíbe aparcar en  El Corte Inglés // Marta G. Brea

Señal que prohíbe aparcar en El Corte Inglés // Marta G. Brea

Es un clásico. Decenas de conductores utilizan a diario el tramo reservado para un nuevo carril bici en la calle Venezuela, entre Gran Vía y Vázquez Varela, en el entorno de El Corte Inglés, para aparcar sus coches. Dejan ahí sus vehículos mientras van a hacer compras o a tomar un café tranquilamente. Pero eso se ha terminado. La Policía Local ha llenado la zona con señales de prohibido aparcar y multará a los conductores que dejen sus coches en doble fila. El motivo es evidente: el inicio inminente del corte de tráfico por las obras de la rampa mecánica de Gran Vía y la consiguiente reordenación.

La prohibición de aparcar permitirá aumentar la capacidad de la calle Venezuela, que se convertirá en una de las principales itinerarios alternativos para los vehículos que bajen por Gran Vía según el plan de tráfico diseñado por el Concello para los meses que duren las obras de humanización.

El consejo a partir de mañana está claro: evitar en la medida de lo posible conducir por el tramo de Gran Vía entre Plaza de España y Urzáiz y también por su entorno. Por ahí pasan aproximadamente al día unos 35.000 vehículos y se convertirá en un embudo al bajar de seis a solo dos los carriles de circulación. Y uno de ellos, en sentido ascendente, será solo para transporte público, residentes, empresas de carga y descarga y motoristas.

Una reordenación del tráfico de una magnitud enorme y para la que el Concello ha diseñado un dispositivo imponente para evitar que el centro de la ciudad se convierta en una ratonera para los coches: solo en el entorno de Gran Vía y se desplegarán 24 policías locales y habrá cuatro grúas circulando de forma permanente por las calles aledañas (Vázquez Varela, México, Venezuela...) para evitar que los conductores aparquen en doble fila.

El dispositivo comenzará mañana a primera hora. A pie de calle también estarán técnicos municipales para valorar el funcionamiento del plan de tráfico y plantear posibles mejoras.

En el sentido ascendente, el Concello recomienda a los conductores evitar Gran Vía a través de Hernán Cortés para ir hacia el entorno de Ecuador y Venezuela. Para los que quieran llegar a Plaza de España, se aconseja hacerlo por Vázquez Varela.

En sentido descendente, los técnicos valoran incluso partir los dos carriles del túnel de Plaza d España para que los que vayan por el derecho tengan que desviarse obligatoriamente hacia Pizarro. Y que los que vayan por el izquierdo sean los únicos que puedan llegar a Gran Vía. Pero a la altura del cruce con Venezuela no podrán continuar de frente y tendrán dos alternativas: girar a la izquierda a través de un baipás para seguir descendiendo por un carril que se habilitará en sentido contrario casi hasta Urzáiz o ir a la derecha hacia la calle México.

Las obras durarán ocho meses pero en noviembre, diciembre y principios de enero se restablecerá la normalidad en el tráfico con motivo de la Navidad.

Compartir el artículo

stats