Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Igape amplía las facilidades a empresas morosas para devolver los créditos a la Xunta

EDIFICIO DEL INSTITUTO GALLEGO DE PROMOCION ECONOMICA ( IGAPE ) EN SANTIAGO DE COMPOSTELA. XOAN ALVAREZ

La concesión de préstamos a empresas por parte de la Xunta es una herramienta fundamental para garantizar financiación a algunos proyectos, pero supone también un elevado riesgo para el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape). Este organismo prevé pérdidas por 17,3 millones de euros debido a créditos impagados y además tiene un deterioro económico en sus cuentas de 113 millones por sus participaciones en el capital de empresas. Para dar solución a las dificultades que tienen algunas firmas para reintegrar el dinero y, al mismo tiempo, facilitar la recuperación por el erario autonómico de los importes adeudados, el Igape dará facilidades a estas compañías para la devolución de los préstamos.

Según explica la Xunta, hay varias problemáticas en el reintegro de algunos de los préstamos concedidos. Por un lado están los proyectos empresariales, que pese a ser viables y mantener su actividad y los puestos de trabajo, no generan suficientes recursos para cumplir con los plazos de reembolso comprometidos con el Igape.

Pero además hay algunas compañías que ante su incapacidad para hacer frente a la devolución de los créditos dejan en una situación comprometida a terceros que prestaron su aval para el préstamo o hipotecaron sus bienes.

“Estas situaciones podrían tener solución mediante la refinanciación de la deuda”, explican desde el Instituto Galego de Promoción Económica. Ya se flexibilizó el reintegro de préstamos en 2020 y en 2021 de forma extraordinaria para ayudar a las empresas con impagos a hacer frente a sus deudas.

Nueva línea

Y debido a que “persisten las dificultades”, la Xunta volverá a sacar este año una convocatoria para ayudar a refinanciar estos préstamos.

Según publicó ayer el Diario Oficial de Galicia (DOG), se podrán beneficiar de esta nueva línea de refinanciación las empresas que tengan deudas con el Igape de préstamos en vigor y también aquellas que no hayan devuelto el crédito pese a haber vencido ya el plazo.

Para los primeros se ajustará el calendario de plazos de devolución para darles más facilidades. Así, podrán ampliar la vigencia de los préstamos hasta el máximo de 25 años, así como incluir periodos de carencia intermedios o adicionales.

Mientras, que en los casos en los que ya venciera el plazo para reintegrar el préstamo se formalizará una nueva operación. Se ajustarán los plazos y los cuadros de amortización a la capacidad financiera y reembolso de los titulares. Estas líneas de refinanciación estarán dotadas de 18 millones de euros.

El Igape cobrará intereses pero los adaptará la cualificación de riesgo de cada empresa. Así, la Xunta realizará un estudio previo para determinar esta cualificación. De esta manera, los intereses podrán ir desde el 0,60 por ciento si la valoración de la empresa es “excelente” hasta el 10 por ciento si se detectan dificultades de pago.

Compartir el artículo

stats