Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia y otras tres comunidades buscan apoyo de la UE para revertir el veto a la caza del lobo

Un ejemplar de lobo ibérico. | // EFE/MARIÁN A. MONTESINOS

El frente de las comunidades “loberas”, en el que se incluye Galicia, trata de trasladar su combate contra la prohibición de la caza del lobo a la Unión Europea, una vez fracasada su ofensiva en el ámbito judicial. Galicia, Cantabria, Castilla y León y Asturias, que aglutinan el 98% de las manadas del cánido en España, expusieron ayer al comisario europeo de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius, que “el lobo al norte del río Duero goza de un estado de conservación favorable”, por lo que consideran necesario mantener el statu quo previo a la inclusión del lobo en el listado de especies silvestres en régimen de protección especial (Lesrpe).

Esas cuatro comunidades reclaman volver al sistema anterior, en el que se permitían batidas de caza ocasionales. De mantener el veto a estas eliminaciones de cánidos, los ganaderos, alegan, serían los principales perjudicados por los daños ocasionados. “Nos preocupa que la nueva situación originada, en lugar de facilitar la coexistencia y convivencia de la ganadería y el lobo, produzca el efecto contrario”, expusieron ayer los consejeros de medio ambiente de esas comunidades tras el encuentro telemático con el alto cargo comunitario.

Por parte de Galicia, participó la conselleira Ángeles Vázquez, del PP, mismo partido que gobierna en Castilla y León (aunque están convocadas elecciones para el 13 de febrero). Asistió al encuentro su consejero, Juan Carlos Suárez-Quiñones, así como el socialista Alejandro Calvo (Asturias) y el cántabro Guillermo Blanco (Partido Regionalista de Cantabria).

Todos ellos alegaron que enviaron información sobre el estado del lobo al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para elaborar el informe 2013-2018, pero el Gobierno central realizó “su propia interpretación” de los datos y obtuvo “conclusiones erróneas para justificar una decisión meramente ideológica y no avalada por la ciencia”, según expuso la Consellería de Medio Ambiente a través de un comunicado.

“Se modificaron criterios estadísticos que concluyeron el estado [del lobo] como desfavorable y desembocaron en esta situación”, añadieron tras el encuentro de ayer, que se produjo después de varios reveses judiciales que tumbaron los recursos autonómicas ante la justicia para revertir la total protección del lobo.

Las comunidades quieren unos “criterios homogéneos” y permitir batidas ocasionales en los lugares donde el lobo perjudique a los ganaderos o exista superpoblación. “Queda patente que el estado biológico de la especia no justifica su inclusión en el Lesrpe, sin perjuicio del valor cultural, científico y ecológico de la misma, lo cual es plenamente compatible con la gestión que hacían las comunidades”, finalizan las comunidades citadas.

Compartir el artículo

stats