Aunque Galicia luchó con ganas, en el listado de hospitales divulgado por el Ministerio de Sanidad que han sido designados y autorizados para aplicar terapias de CAR-T, el tratamiento más avanzado contra el cáncer, que funciona a partir de modificar células del sistema inmunitario del propio paciente, no aparece todavía ningún centro gallego. Desde el principio, el Sergas y facultativos del sistema de salud cuestionaron la decisión, que obligaría, advirtieron, a que pacientes gallegos tuviesen que salir de la comunidad y a recorrer cientos de kilómetros para recibir su tratamiento. Así está ocurriendo. En los primeros 25 meses de la puesta en marcha oficialmente en España de este tipo de terapias, al menos 17 gallegos han debido tratarse fuera.

Los datos proceden del informe de evaluación que publica el Ministerio de Sanidad cada varios meses y reflejan solamente estadísticas relativas a aquellos procesos de los que el Ejecutivo dispone de información relativa a que se ha realizado la aféresis y/o administración del tratamiento, lo que supone solo 348 casos de un total que rondaría el medio millar de peticiones.

Cada mes, Sanidad recibe una veintena de solicitudes de media de todo el país y en el período que comprende los dos primeros dos años y un mes de autorización de las terapias, de las 497 solicitudes, Sanidad indica que 435 recibieron el visto bueno. No obstante, no dispone información detallada de todas, sino solo de 348 casos y, entre ellos, estarían 17 gallegos cuyo tratamiento se autorizó y que tuvieron que trasladarse fuera para recibirlo.

No obstante, las solicitudes que constan desde Galicia desde que se permiten hacer estas terapias son más: en concreto, constan 31 peticiones realizadas desde ocho hospitales de la comunidad. Esa cifra convierte a Galicia en la quinta comunidad que más demanda este tipo de tratamientos.

Durante estos meses, sin embargo, sí recibieron luz verde en Galicia varias iniciativas que implican los CAR-T. Así, en octubre, el Sergas firmaba con el Hospital Clínic de Barcelona y Galaria un convenio de colaboración para impulsar lo que se presentó como el “primer ensayo clínico con medicamentos CAR-T de Galicia” para cánceres oncohematológicos.

Al presentar este acuerdo, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, había destacado que suponía “un paso más” en la “apuesta” de la Xunta por situar a Galicia en la vanguardia de la investigación y de la producción de tratamientos avanzados, “esfuerzos”, dijo, que se habían plasmado en la puesta en marcha del Centro de Producción de Medicamentos CAR-T, previsto para el segundo semestre de 2022.