Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las personas con discapacidad psíquica en Galicia crecen un 20% en ocho años

Las demencias están entre las primeras enfermedades neurólogicas en la vejez. Fdv

Las personas con una discapacidad psíquica reconocida han aumentado en Galicia un 20% en los últimos ocho años, al pasar de 80.118 en 2012 a 100.468 a finales de 2020, según consta en los últimos datos del Censo de personas con discapacidad de la Consellería de Política Social.

Ahí estarían englobados los gallegos con demencias y problemas de salud mental incapacitantes. Pues bien, el crecimiento de las incapacidades con este origen en Galicia duplica al ritmo general: las personas con discapacidad crecieron un 11% en seis años, existiendo hoy en día hasta 238.662 gallegos con una discapacidad reconocida; igual o superior al 33%. Mientras, la evolución de las de origen psíquico es muy superior.

Simón Espinosa

¿Qué situaciones pueden estar detrás de este crecimiento? Expertos señalan en primer lugar a la progresión del envejecimiento poblacional. Por un lado, es una conquista social, porque implica el alargamiento de vida, pero por otra, implica un reto sanitario.

“Hay gente que está viviendo auténticos dramas. Cada 15 días atiendo una llamada de auxilio de una familia al borde de la desesperación: una mujer que se levanta de cama, sale de su casa y camina desorientada durante horas; un hombre que grita sin cesar toda la noche y no permite dormir a nadie en casa o quien agrede a sus familiares, sin consciencia alguna de que les una parentesco”, relata el presidente de la Sociedad Gallega de Geriatría y Gerontología, Miguel Ángel Vázquez en relación a casos reales de trastornos de conducta y demencias avanzadas.

“Nos consulta la familia, porque a lo mejor no quiere llevarlos a una residencia, pero tampoco sabe cómo abordar el problema, ni cómo cuidarlo”, añade.

“Ser mayor no implica tener un deterioro cognitivo o un fallo mental grave"

Miguel Ángel Vázquez - Presidente Sociedad Gallega de Geriatría y Gerontología

decoration

“Ser mayor no implica tener un deterioro cognitivo o un fallo mental grave – que incluso puede arrancar en una depresión senil–”, explica Vázquez, para diferenciar este síntoma que debería activar las alertas sobre el mayor, de un mero “fallo mental benigno” o deterioro cognitivo leve, que sí tiene que ver con el envejecimiento lógico del cerebro”.

Miguel Ángel Vázquez. Fdv

¿Cuál sería la diferencia entre ambos? Por citar un ejemplo, del mero olvido de un dato a la pérdida o desorientación. Por eso, desde la Sociedad gallega piden “programas específicos para la población mayor” que ya representa la cuarta parte de la ciudadanía. Y sobre la vejez pesan aún clichés erróneos y una imagen distorsionada.

Aún así, Vázquez –también socio director de una empresa consultora geriátrica, y profesor de la UVigo–, relaciona lo que tiene que ver con el alzhéimer, las demencias y su incidencia en casos nuevos, con dos causas: el envejecimiento de la población y, también, con la mejora diagnóstica.

La salud mental, un bien preciado. Fdv

Eso sí, una mayor detección precoz ayudaría a retrasar este problema social. A falta de estudios rigurosos en España, en el Reino Unido un 23% de los pacientes que llegan a una consulta con deterioro cognitivo no son diagnosticados. “Necesitamos un plan específico de enfermedades neurodegenerativas, porque quedan sin diagnosticar y, cuando se detectan, es demasiado tarde. En España, se están detectando las demencias con hasta dos años de curso clínico de la enfermedad”, asegura el experto.

Recientemente, la Federación de Asociaciones Gallegas de familiares de enfermos de alzhéimer y otras demencias (FAGAL) junto con cinco colegios profesionales alzó la voz para pedir recursos de proximidad –sobre todo en el rural– y especializados, para que, gracias los diagnósticos precoces, los pacientes puedan pasar más tiempo tratados en sus casas.

"En el primer momento es cuando hay que atenderles a ellos y a sus familias, antes de llegar a la dependencia"

María Isabel Gey - Presidenta FAGAL

decoration

Isabel Gey. Fdv

También quieren que se dote de estimulación cognitiva a los enfermos cuya dolencia acaba de ser detectada, o incluso tratarla en los primeros estadíos previos al diagnóstico. “A causa del COVID, se sabe que ha habido un empeoramiento de estas dolencias. Es un problema sociosanitario y ya le hemos trasladado nuestra propuesta a la Consellería de Política social”, asegura la presidenta de FAGAL, Isabel Gey. “En el primer momento es cuando hay que atenderles a ellos y también a sus familias, antes de que llegue una dependencia”, razona.

Compartir el artículo

stats